Seguidores

lunes, 3 de enero de 2011

Vasitos de tres chocolates

Esta es una versión de la famosa tarta de tres chocolates, pero sin base. La vi en el blog cocinarpara2 y pensé que podía ser una buena opción como postre para la cena de nochevieja. Como no cenábamos en mi casa compré unos vasitos de plástico rígido desechables monísimos y ahí la monté. Reconozco que cometí un error de cálculo. Los vasos que compré eran tamaño "vaso de vino", y estuve dudando si comprar unos de tamaño "chupito" pero me parecieron pequeños. Craso error. Después de la cena de nochevieja (que casi nos dan las uvas, literalmente) los vasitos de tres chocolates, si bien estaban buenísimos, eran demasiado contundentes para el tamaño que yo les había adjudicado. Con el de chupito habría sido suficiente. Pero en fin, la verdad es que la receta es deliciosa, así que ahí va. Eso sí, la próxima vez, o bien en un tamaño más reducido o para una comida más ligera, ja, ja, ja...
Para la receta utilicé las cantidades del blog Velocidad cuchara, pero las explicaciones de cocinarpara2 porque yo no tengo Thermomix.

Ingredientes:
250g de chocolate blanco
250g de chocolate con leche
250g de chocolate negro
600ml de nata (3 bricks pequeños)
600ml de leche
3 sobres de cuajada

Preparación:
Poner en un cazo un tercio de la nata y un tercio de la leche y calentar a fuego suave, sin que hierva. Cuando esté caliente añadir el chocolate negro y remover un poco para que se funda. Añadir un sobre de cuajada y mantener al fuego durante 5 minutos sin que hierva y removiendo continuamente. A continuación verter esta primera capa en los vasitos.
Proceder de la misma manera con el chocolate con leche y la parte correspondiente de nata y leche. Antes de verterlo sobre la capa de chocolate negro (que ya se habrá enfriado un poco) es aconsejable hacer unos surcos con un tenedor para que la segunda capa "agarre" bien sobre la primera. Echarlo en los vasitos despacio y dejándolo caer sobre una cuchara para que no se mezcle con la primera capa.
Hacer lo mismo con la última capa, la de chocolate blanco. Dejar que cuaje un poco a temperatura ambiente y después pasar al frigorífico para que termine de cuajar.


La verdad es que quedaron de lo más vistoso y riquísimos (la verdad es que a mi, todo lo que lleve chocolate...) tengo que probarlos en versión tarta, con la base de galletas. Seguro que en verano, fresquita, está deliciosa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...