Seguidores

sábado, 21 de abril de 2018

Tarta y galletas Ladybug

Mi peque es muy fan de Ladybug, y el año pasado esta fue su tarta de cumpleaños. Todavía no la había publicado en el blog, no tengo perdón...


No me apetecía mucho complicarme la vida, así que la muñequita la compré. Además, los superhéroes en fondant no acaban de convencerme. Quedan muy cuquis pero es muy difícil hacerlos esbeltos y musculados, jajaja...


El bizcocho era un brownie de microondas, que es el preferido de la cumpleañera, relleno de ganache de chocolate. Fácil y resultón. Lo que más trabajo me dio fue la torre Eiffel. Iba dibujada a mano sobre un disco de pasta de goma. La verdad es que me encanta como quedó, así que fue tiempo bien invertido. Y la mariposa (el Akuma, en realidad) fue idea de mi "ayudante". Vio el molde de silicona en mi caja de utensilios y enseguida se dio cuenta de que era el complemento perfecto. ¡Esta niña promete!

Y estas fueron las galletas a juego que repartió a sus amiguitos. Un exitazo total. Galleas de chocolate decoradas con glasa.


Confío en que os haya gustado. ¡Gracias por la visita!






martes, 17 de abril de 2018

Tarta de comunión de Hugo

Ahora que se va acercando la época de comuniones me he acordado de que no llegué a subir al blog esta tarta. Me la encargó un compañero de trabajo para la primera comunión de su hijo, Hugo. La consigna era que tuviera algo relacionado con fútbol y dinosaurios ¡toma mezcla! Pero oye, al final quedó resultona la idea. 


Hugo jugando al fútbol con un dinosaurio, como podéis ver. Su traje de comunión era como el del muñequito que lo representaba, y se reconoció en la tarta, así que oye, ni tan mal. Y el dinosaurio era una monada, no es por presumir, pero quedó precioso. Aquí vista desde arriba:


Lo dicho, una pedazo de tarta. Os pongo también la foto de cómo quedó envuelta, porque la verdad es que se veía superbonita. Al niño le encantó y además me dijeron que estaba buenísima, ¿qué más se puede pedir?


¡Espero que os guste!

viernes, 13 de abril de 2018

Bollitos para hamburguesas

Hacía tiempo que tenía ganas de hacer mis propios bollitos de hamburguesas. Tenía varias recetas, pero al final me he decidido por una de Directo al paladar.



INGREDIENTES:

 para 8 panes de hamburguesa medianos
325 gr de harina de fuerza
155 ml de leche entera ligeramente tibia
5 gr de levadura seca de panadería
1 huevo mediano
10 gr de azúcar
5 gr de sal
15 ml de aceite de oliva
un poco de agua para barnizar
semillas de sésamo sin tostar para adornar

PREPARACIÓN

En un bol mezclamos la harina, la sal y el azúcar. En el centro ponemos la levadura y añadimos la leche, removiendo para que se integre todo. Echamos el huevo ligeramente batido y seguimos mezclando. Por último agregamos el aceite de oliva y comenzamos a amasar hasta tener una masa lisa.

Con las manos engrasadas formamos una bola y dejamos que la masa repose tapada durante hora y media. Después de la primera fermentación, colocamos la masa sobre la mesa ligeramente enharinada y con las yemas de los dedos le sacamos un poco el aire. Separamos la masa en ocho partes iguales, (unos 70 gr de peso cada una), y damos forma de panecillo a cada trozo. 

Colocamos los panecillos sobre una bandeja de horno forrada con papel, y los pincelamos ligeramente con agua. Dejamos que leven de nuevo durante unos 40 minutos. Precalentamos el horno a 180º con calor arriba abajo, sin aire. Pincelamos cada panecillo de nuevo con agua, esta vez con mucho cuidado para que no se baje la masa, y espolvoreamos con sésamo.

Horneamos durante unos 15 minutos, hasta que adquieran un ligero tono dorado. Sacamos del horno y dejamos que se enfríen completamente sobre una rejilla antes de consumirlos.


¡Están de muerte! A mis peques les han encantado: blanditos, riquísimos y del tamaño ideal. Creo que van a ser una constante en mi cocina desde ya. ¡Espero que os animéis a probarlos!

domingo, 8 de abril de 2018

Pudin de frutas (II)

Esta es una segunda versión de un pudin que hice hace tiempo y me gustó mucho. Tenía todavía frutas escarchadas de navidad y algunos restos de frutas desecadas, y he pensado que podía aprovecharlas. Lo cierto es que es una receta de aprovechamiento, visto de esa manera. Si queréis ver la receta original, la tenéis AQUÍ.



INGREDIENTES:
300g de harina (le he puesto 200g de harina blanca normal y 100g de harina integral)
1/2 cucharadita de sal
1 cucharadita de bicarbonato
3 cucharadas de azúcar (le he puesto 2 de azúcar moreno y 1 de azúcar blanco)
100g de surtido de frutas deshidratadas (he usado naranja escarchada, y arándanos, pasas y orejones)
1 huevo batido
200ml de yogur.

PREPARACIÓN:
Precalentar el horno a 190º y engrasar un molde alargado de tipo cake.
Tamizar la harina, la sal y el bicarbonato en un cuenco. Añadir el azúcar, hacer un hueco en el centro y poner la fruta deshidratada, el huevo y el yogur. Mezclar hasta conseguir una masa más o menos manejable.
Con las manos enharinadas sacar la masa del cuenco y amasarla brevemente (yo lo he hecho sobre la encimera también enharinada, porque aún queda un poco pegajosa). Poner en el molde preparado y hornear unos 35-40 minutos hasta que esté dorado por encima y firme al tacto.


Desmoldar y dejar enfriar. Se puede cortar en rebanadas y congelar en bolsitas individuales. Así para desayunar basta con sacarlas del congelador y pasarlas por la tostadora para que queden perfectas. Con mantequilla o margarina está delicioso. 


¡Animáos a hacerlo, es muy fácil!



miércoles, 4 de abril de 2018

Galletas sanas de avena

Esta receta la he sacado de un libro que compré hace tiempo y que se llama "101 deliciosas tentaciones". Me apetecía hacer algo con avena y aunque al principio no estaba muy segura del resultado la verdad es que están muy buenas.


Ahí va la receta:
INGREDIENTES:
100 ml de aceite de oliva
50 g de azúcar moreno
2 cucharadas de miel clara
1/4 de cucharadita de mezcla de especias para pudin (yo le puse un poco de canela y otro poco de jengibre porque no tenía nada más).
100 g de harina con levadura
100 g de copos de avena
50 g de pasas

PREPARACIÓN
Precalentar el horno a 170ºC. Poner el aceite, el azúcar y la miel en un bol que se pueda meter al microondas y calentar a máxima potencia más o menos un minuto, hasta que se mezcle bien. 
Añadir las especias, la harina, la avena y las pasas. Mezclar hasta que la masa quede más o menos integrada. A mí la verdad es que me quedó bastante arenosa y se desmigaba mucho, lo cual me hizo dudar de que me fueran a quedar en condiciones, pero al final no quedaron tan mal como yo pensé que iban a quedar. Al hornear se amalgama bastante bien.
Cubrir dos bandejas con papel de horno y poner sobre ellas cucharadas de la masa separadas entre sí. Aplastarlas ligeramente con el dorso de una cuchara o un tenedor. Hornear las galletas durante 15 minutos, hasta que se doren por arriba y los bordes se tuesten. Dejar enfriar sobre una rejilla. 


TRUCO:
En la segunda bandeja coloqué las cucharadas de masa sobre blondas de magdalenas. Fue más fácil compactarlas y se desmigaron menos. Por lo demás, salieron igual de buenas que las primeras. 


En fin, ¡espero que os animéis a probarlas!


sábado, 3 de marzo de 2018

Rollos de canela - Cinnamon Rolls

Esta receta me la pasó una compañera de trabajo y ya se ha convertido en una de mis favoritas. ¡Están de muerte!


INGREDIENTES:
580g de harina de fuerza
65g de azúcar
55g de huevo
4g  de sal
200g de leche
100g de mantequilla a temperatura ambiente
7g de levadura seca instantánea
45g de agua

Para el relleno:
30g de mantequilla en pomada
100g de azúcar morena y blanca (yo pongo mitad y mitad)
10g de canela (o al gusto)
Antes de empezar con el resto de la receta, mezclar el azúcar con la canela y reservar.

Para el Glaseado:
150g de azúcar glasé
1 cucharadita de miel
50ml de leche
10g de mantequilla derretida
40ml de café (opcional, yo no se lo puse)

ELABORACIÓN:
-Poner en un bol amplio todos los ingredientes de la masa excepto la mantequilla. Mezclar hasta que todo esté bien integrado y a continuación incorporar la mantequilla.
-Amasar hasta que se forme una masa muy elástica y suave. Yo lo hago con la batidora de ganchos y termino amasando un poco a mano. 
-Colocar la masa en un envase engrasado, tapar y dejar levar durante 90 minutos.
-Estirar la masa con un rodillo sobre la mesa y formar un rectángulo de 1/2 cm de grosor. 
-Untar la superficie de la masa con mantequilla (la que teníamos preparada para el relleno) y espolvorear a continuación la mezcla de azúcar y canela. 
-Enrollar por el lado más largo y cortar las caracolas de 1.5 a 2cm de grosor.
-Colocar las caracolas en la bandeja de hornear con 2 o 3 cm de separación. Yo las he hecho en bandeja y también en moldes amplios de pyrex. Salen muchas, tened preparados moldes y bandejas. 
-Dejar levar de nuevo tapadas con un paño hasta que dupliquen su volumen (aproximadamente 1 hora).
-Hornear en el horno precalentado a 175º durante 20 minutos aproximadamente, o hasta que estén doraditas. 

Para hacer el glaseado batir el azúcar con la miel, la leche y la mantequilla derretida hasta obtener un compuesto homogéneo y suave. Bañar las caracolas al sacarlas del horno. El glaseado es opcional según decía la receta original, pero yo no me las imagino sin él. ¡Quedan deliciosas! 
Aquí las tenéis tras sacarlas de la bandeja del horno:


Estas las horneé en una fuente redonda de pyrex. Cuidado con ponerlas demasiado juntas, al levar se juntan y se pegan, y si no tienen espacio para subir se abomban por el centro. No hace falta untar el molde de pyrex con nada, se despegan bien. Únicamente puse papel de horno para las que iban en la bandeja del horno. 


Aquí con una pequeña variante: cacao en el relleno. A mis hijos les encanta el chocolate en todas sus versiones, así que sustituir la canela (o parte de ella) del relleno por cacao puro les da un toque diferente. Y también están deliciosas. 


Más fuentes. ¿Veis como salen un montón? La buena noticia es que se pueden congelar en bolsitas o paquetitos individuales y se conservan de maravilla. Mis hijos se las llevan para el almuerzo, se las saco del congelador mientras desayunamos y para la hora del recreo están perfectas. Pero también se les pueden dar unos segundos de microondas para templarlas antes de comerlas (en especial si son descongeladas) y ya te mueres de lo buenas que están. 


En fin, espero que os gusten. Y, Sonia, nunca te agradeceré lo suficiente que me pasaras esta receta. ¡Me encanta!

¿Gustáis? ¡Hasta la próxima!


domingo, 25 de febrero de 2018

Cruasanes rellenos de Nocilla

Hoy os voy a dejar un "paso a paso" de una receta facilísima, buenísima y que luce un montón. Se trata de unos deliciosos cruasanes rellenos de Nocilla (o similar, yo es que soy de Nocilla). 

Solo necesitaremos:

-Una plancha de hojaldre fresco (redonda)
-Nocilla al gusto
-1 Huevo

Para empezar extendemos la plancha de hojaldre en el mismo papel en el que viene. Se pueden estirar un poquito más con el rodillo, pero no es imprescindible.
A continuación cortamos como se ve en la imagen con un cortapizzas. Es fácil si vamos haciendo los cortes por mitades. Primero el círculo a la mitad, luego en cuatro partes, cada cuarto a la mitad, y finalmente otra vez por la mitad. Aunque si queréis hacer menos cortes y que los cruasanes sean más grandes, tampoco hay problema.
Por último, en la mitad de la parte ancha de cada triángulo hacemos un pequeño corte como se ve en la imagen. 


Cuando estén hechos todos los cortes, ponemos el relleno. Una cucharadita pequeña de Nocilla en la mitad de cada triángulo. Así:


Una vez rellenos todos los triángulos, pincelamos con una pizca de agua los bordes de cada pieza y empezamos a enrollar como se ve en la imagen, desde el centro del corte que hicimos en la base del triángulo. 


Veis cómo vamos enrollando y va cogiendo la forma:


Ya tenemos el cruasán casi hecho. 


Así tiene que quedar:


Cuando ya está enrollado, doblamos las puntas un poquito para adentro:


Vamos colocando ordenadamente los cruasanes en una bandeja de horno forrada con papel y precalentamos el horno a 200º.  


Pincelamos los cruasanes con huevo batido y los horneamos durante unos 15 minutos, hasta que suban y cojan un tono dorado. Mirad qué bonitos quedan. ¡Y además están riquísimos!


Pues nada, ya me contaréis si os animáis a hacerlos. En mi casa son un éxito así que los hacemos con frecuencia. ¡Que los disfrutéis!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...