Seguidores

jueves, 2 de junio de 2016

Otra tarta bolso

Me encantan las tartas-bolso. Esta fue un encargo para celebrar los 50 años de Maite (y la hice hace ya un montón de tiempo, pero acabo de ver que no la había subido al blog). Por lo que me dijeron, le gustó mucho, y me alegré un montón, porque a mí desde luego me parece que quedó preciosa:


Me encanta la combinación de rosa y negro en estas tartas, no sé si se nota... jajaja


Y quedan tan vistosos los detallitos como el maquillaje, por ejemplo...


En fin, espero que os guste. ¡Gracias por pasar por aquí!





lunes, 30 de mayo de 2016

Galletas frozen

Aquí están las galletas a juego con la tarta Frozen de Elsa y Anna que le hice a mi peque. Llevó galletas al cumpleaños para repartir a sus amiguitos, y también al colegio. Y le sobraron para llevarse de almuerzo algunos días y  hasta para darles a sus primos... Imaginad la cantidad de galletas que horneé y decoré. Suerte que mis minichefs "ayudaron"...


A petición de la cumpleañera, eran galletas de chocolate. La decoración, de glasa, como siempre.


La verdad es que quedaron muy chulas, ¿no os parece? Yo desde luego quedé encantada con el resultado, y los niños disfrutaron un montón, así que no se puede pedir más. ¡Espero que os hayan gustado también!

domingo, 29 de mayo de 2016

Tarta Frozen Elsa y Anna

Mi peque es fan absoluta de Frozen (y yo también, para qué negarlo). Este año para su cumpleaños quería una tarta con las muñecas de Elsa y Anna. Tiene ya una colección nada despreciable de muñecas de plástico para jugar, y en las tartas la verdad es que quedan monísimas. ¿O no?


El bizcocho era el brownie de microondas, que siempre digo que nos encanta (además de lo fácil que es de hacer) y el relleno, swiss merengue buttercream de chocolate. Éxito seguro. De hecho, no quedaron ni las migas. 
Diferentes vistas de la decoración:




Menos mal que tenía copos de nieve decorativos a montones. Se me había olvidado que en los cumples con niños nunca hay suficientes adornos de fondant para repartir entre todos...


En fin, que fue todo un éxito, mi niña estaba feliz y la fiesta fue genial. Todavía os tengo que enseñar las galletas a juego, pero eso será en la próxima entrada... ¡Hasta pronto!



sábado, 28 de mayo de 2016

Tarta mousse de chocolate y fresa

Para celebrar el día de la madre, y ya de paso mi cumpleaños que cae justo después, no tenía ni tiempo ni ganas de hacer una tarta de fondant, así que busqué alternativas y enseguida pensé en una tarta tipo mousse, sin necesidad de horno. Tenía por ahí un par de recetas, una de tarta de mousse de fresa y otra de chocolate, y he hecho un megamix de ambas para hacer esta tarta.



En la base le puse un disco de bizcocho de chocolate. Se puede usar cualquier receta, pero yo por rapidez, comodidad, y porque me encanta, he usado un bizcocho brownie al microondas. Es una receta de la que tiro muy a menudo porque se hace enseguida y sale buenísima. En esta ocasión no le puse nueces, eso sí. Una vez frío el bizcocho, lo corté en discos (ya se encargaron mis peques de dar buena cuenta de los restos) y listos.

INGREDIENTES:

PARA LA MOUSSE DE CHOCOLATE:
100 gr. de chocolate para postres
200 ml. de nata para montar
120 gr. de queso crema (yo le puse Philadelphia)
40 ml. de leche
10 gr. de preparado en polvo para cuajada (en un sobre vienen 12 gr. así que un poco menos)
25 gramos de azúcar

(Algunas cantidades, como lo de la cuajada, pueden parecer un poco raras, pero es que la receta original era para una tarta solo de chocolate y yo quería hacer mitad y mitad, así que he tenido que tunearla un poco).


PARA LA MOUSSE DE FRESA:
150 gr. de queso crema (Philadelphia o similar)
100 ml. de nata para montar
50 gr. de azúcar
125 ml. de agua
1/2 sobre de gelatina de fresa

PREPARACIÓN:
En primer lugar, cortamos un disco de bizcocho y con él cubrimos el fondo de un molde desmontable de hebilla. Yo he remojado un poco el bizcocho con almíbar (50 gr. de azúcar + 50 ml. de agua, hervir para disolver el azúcar y opcionalmente echarle un chorrito de ron o similar).
Meter el molde en el frigorífico mientras preparamos la CREMA DE CHOCOLATE.

Echamos en un cazo el chocolate troceado, la nata, el queso y el azúcar, y ponemos al fuego para que se vaya fundiendo. Aparte, disolvemos el preparado para cuajada en la leche, y lo añadimos al cazo. Remover hasta que hierva, teniendo cuidado porque tiende a pegarse.
Cuando la crema haya hervido y empiece a coger consistencia, la vertemos en el molde, que volveremos a poner en el frigorífico para que se vaya cuajando.

Cuando la primera capa se haya enfriado un poco y empiece a endurecer, empezaremos a preparar la MOUSSE DE FRESA:

Ponemos en un bol grande el queso, la nata y el azúcar. Mezclamos ligeramente. Calentamos el agua hasta que hierva y disolvemos en ella el medio sobre de gelatina de fresa y luego lo añadimos al bol con el resto de los ingredientes. Yo lo batí con la batidora hasta obtener una crema uniforme. Una vez todo bien mezclado, sacamos la tarta del frigorífico, le ponemos encima otro disco de bizcocho, lo empapamos con el resto del almíbar y lo cubrimos con la crema de fresa. Llevamos de nuevo al frigorífico para que termine de cuajar.



Se puede decorar con fresas naturales, que es lo que yo he hecho, antes de ponerle la cobertura. Quería haber puesto fresas también por el borde, pero andaba a la carrera y se me olvidó. Para cuando me acordé, acababa de echar la mousse sobre el bizcocho, así que me tuve que conformar con poner rodajas en la parte superior.



Para terminar, he hecho una cobertura triturando unas pocas fresas (4 o 5 pequeñas, a ojo) en 125 ml de agua. He hervido ese puré y he disuelto en él el otro medio sobre de gelatina. Hay que dejarlo templar y luego verterlo sobre la tarta ya fría, y volver a ponerla en el frigorífico una vez más. La ventaja de esta tarta es que se puede dejar todo hecho el día anterior.

Os la recomiendo porque es suave, nada empalagosa, fresca... deliciosa. ¿Os animáis?


sábado, 30 de abril de 2016

Tarta casita del perro

Uff... tengo el blog completamente abandonado, lo sé. Lo malo es que, aunque a otro ritmo, sigo haciendo tartas y probando recetas, así que voy a tratar de volver a moverlo un poco porque, la verdad, me da pena no compartirlas. Hay algunas recetas que realmente merecen la pena, y tartas que pueden servir de idea, como esta tan mona que le hice a mi peque el año pasado:


Saqué el modelo de alguna revista, no recuerdo cuál. Me quedó un poco más grande de lo que pretendía, pero también quedó muy bonita, y a la homenajeada le encantó, que era lo importante.


Por cierto, ya puestos, le hice unas galletitas a juego. Sencillas, pero resultonas:


Espero que os gusten. ¡Gracias por la visita!



lunes, 2 de noviembre de 2015

Halloween 2015

Como todos los años, no he podido resistirme a hacer galletas tampoco este Halloween. A mis peques les encantan, y a mí también, la verdad.


Sencillitas pero divertidas y muy ricas. Fantasmas, murciélagos, calabazas y momias. 


¡Espero que os gusten!

domingo, 27 de septiembre de 2015

Bizcocho de pera

Prácticamente desde que empecé a aficionarme a la repostería, tengo una carpeta con recetas que he ido sacando de blogs. He probado un buen número de ellas, pero hay otras que todavía no he tenido ocasión, o no he tenido tiempo (son muchas, todo hay que decirlo). Esta es una de las que tenía guardadas casi desde el principio y por fin, ayer, me lié y la hice.


Era una apuesta segura, ya que la saqué del blog de Morgana, y todo lo que he probado de ella está de muerte. Este bizcocho no iba a ser menos. Me he contenido y he adaptado la receta a la mínima expresión porque ella avisaba de que salía un bizcocho enorme y se lo habían zampado en tres días, y como me conozco... pues no es plan.
Así pues, os dejo los ingredientes en las cantidades adecuadas para un bizcocho no muy grande, pero suficiente para darse un caprichito, que era mi caso.

INGREDIENTES:
140g de harina (yo uso Bizcochona, con levadura incorporada)
Una pizca de bicarbonato (la punta de una cucharilla, mas o menos)
1/3 cucharadita de sal
1/3 cucharada de canela en polvo
33g de nueces picadas
48g de aceite de girasol
1 huevo
140g de azúcar (yo le puse mitad azucar blanco y mitad moreno, y queda de lo más interesante)
150g de peras ralladas. Morgana indicaba que usó conferencia, yo blanquilla que era la que tenía.
1/2 cucharadita de esencia de vainilla

Como podéis ver, las cantidades son un poco raras, por lo que comentaba de que el bizcocho original era grande. Lo que hice fue dividir las cantidades según la cantidad de huevos y por eso queda así. Quizás de algunos ingredientes no son muy exactas pero como me ha quedado estupendo, pues lo doy por bueno.


PREPARACIÓN:
Precalentar el horno a 180ºC y encamisar un molde. Yo he usado uno de silicona. Mezclar la harina con levadura con el bicarbonato, la sal y la canela en un bol.
Mezclar un par de cucharadas de esa mezcla de harina con las nueces picadas, y remover para que queden bien enharinadas. Añadirlas al bol donde tenemos el resto de la harina.
En otro bol aparte, mezclar el aceite con el huevo ligeramente batido, el azúcar y la vainilla. Añadir las peras ralladas y mezclar hasta que quede un compuesto más o menos homogéneo.
Añadir la mezcla de peras al bol de la harina y mezclar hasta que quede todo bien integrado. Verter la masa en el molde y meterlo al horno, comprobando la cocción con un palito de brocheta al cabo de una media hora. El mío necesitó unos 40 minutos.
Dejar que se temple en el molde y desmoldar para que se acabe de enfriar en una rejilla. Tened cuidado que a mí se me rompió un poco.


Pues como podéis ver, es muy fácil y además está buenísimo. A mí me encanta el sabor a canela y creo que la combinación con azúcar moreno es espectacular. 
¡Os invito a probarlo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...