Seguidores

viernes, 31 de diciembre de 2010

Bizcocho de nueces y canela

Aprovechando que estamos en época navideña hace unos días decidí utilizar un molde de árbol de navidad que tenía por ahí y apenas he usado. No tenía ganas ni tiempo de liarme mucho a decorar, pero con el molde en sí, el bizcocho ya queda bonito, es la ventaja de los moldes que tienen forma. Me acordé de un bizcocho que hacía bastante que no lo hacía, y que no lo tenía en el blog, así que le pedí a mi hijo que me ayudara a cascar nueces (le encanta) y me puse con este bizcocho de nueces y canela.

Lo descubrí hace tiempo en la feria medieval que se celebra cada año en mi pueblo. Siempre vienen unos pasteleros (creo que son de Navarra) que hacen unos bizcochos tipo cake y unas galletas tipo cookies buenísimos, pero mi preferido sin duda era el bizcocho de nueces. No lo he encontrado ni siquiera parecido en ningún otro sitio. Cada año compraba uno o dos, pero hace un par de años pensé "¿y por qué no lo intento hacer yo?" Y mira por donde, me salió buenísimo. Probablemente la receta no es igual, pero se le parece bastante, y sobre todo, me permite comer bizcocho de nueces cuando me apetezca, y no sólo una vez al año, je, je, je...
Bueno, pues a lo que vamos, la receta. Básicamente es un Madeira Sponge Cake, pero yo habitualmente le pongo toda la harina leudante (Bizcochona) en lugar de ponerle parte leudante y parte harina corriente como se suele hacer en el MSC. Empecé haciéndolo así y me va bien, así que así sigo.
Mi molde no es muy grande así que si queréis un bizcocho mayor, multiplicad cantidades.
Ingredientes:
- 100 gr. de azucar
- 100 gr. de mantequilla
- 2 huevos
- 150 gr. de harina con levadura (Bizcochona)
- 50 gr. de nueces ya peladas y troceadas. (Resulta que a mi hijo le encanta el sabor pero no le gusta encontrarse trozos de nueces, así que ésto va en gustos, la próxima vez las picaré más finitas)
- media cucharadita de canela (o más o menos, al gusto de cada uno)

Precalentar el horno a 200º. Batir la mantequilla (a temperatura ambiente) con el azucar. Añadir los huevos de uno en uno y batiendo bien. A continuación la harina con levadura y la canela, mezcladas y tamizadas. Yo, como no tengo tamiz utilizo un colador grande. Una vez todo bien mezclado echar las nueces y  repartirlas bien.
Preparar el molde untandolo con mantequilla y enharinandolo (como el mío era de silicona me ahorré este paso), y verter la masa. Hornear aproximadamente 35-40 minutos. Comprobar si está hecho pinchándolo con una brocheta de madera o un pincho de cocina. Si sale limpio, ya está, y si no, dejarlo 5 minutos más y volver a comprobar. Una vez hecho sacar y dejar enfriar unos minutos en el molde. Si es de silicona se puede desmoldar en cuanto se entibie, pero por ejemplo cuando lo hago en mi molde de plum-cake, que es de pirex, lo dejo en el molde y lo voy cortando directamente de ahí.

¿No tiene una pinta estupenda? Pues no podéis imaginaros lo bien que huele...
Pues eso es todo. Como esta va a ser la última entrada del 2010 ¡Feliz fin de año y nos vemos el año que viene!

martes, 28 de diciembre de 2010

Bizcocho para tronco navideño o brazo de gitano

Bueno, pues ahora que me voy organizando, es el momento de poner aparte de los troncos navideños decorados la receta correspondiente para el bizcocho. Sirve lo mismo para el tronco que para brazo de gitano, y se puede rellenar y cubrir de chocolate, nata, crema o lo que se quiera.

Ingredientes:
4 huevos
100g de harina
100g de azúcar
una pizca de sal

Preparación:
Batir las yemas con el azúcar hasta obtener una crema espumosa y blanquecina. Agregar poco a poco la harina tamizada. Montar las claras a punto de nieve firme con la sal e incorporar con movimientos envolventes a la mezcla anterior.
Forrar la bandeja del horno con papel de horno y extender sobre ella la masa preparada. Cocer unos 10 minutos en el horno precalentado a 200º hasta que los bordes se doren ligeramente. Sacar y volcar sobre un paño limpio ligeramente humedecido. Pincelar el papel de horno con un poco de agua fría para despegarlo mejor, y enrollar el bizcocho para que coja la forma, con la ayuda del paño y con cuidado de que no se rompa. Meter a enfriar en el frigorífico como mínimo media hora.

Aquí la plancha de bizcocho recién sacada del horno y volcada en un paño:
 Es importante despegarla del papel lo más pronto posible y enrrollarla en el paño enseguida, ya que si el bizcocho se enfría demasiado se romperá al enrrollarlo.
Después de tenerla un rato en el frigorífico, al desenrrollarla para rellenarla mantiene la forma y no se rompe.
El relleno (para el tronco navideño):
Para la ganaché de chocolate yo utilizo un brick pequeño de nata (de 200ml) y 200g de chocolate para postres.
Trocear el chocolate en un bol. Calentar la nata en un cazo y cuando empiece a hervir retirar del fuego y verter sobre el chocolate troceado. Esperar 5 minutos y luego batir con varillas manuales hasta que se mezcle bien. Dejar enfriar (Es aconsejable meterlo un rato en el frigorifico, al menos 2 o 3 horas) para que espese y coja consistencia.
En el caso del chocolate con leche, queda más líquido, por lo que yo le pongo más chocolate para la misma cantidad de nata, habitualmente 250g. en lugar de 200. También necesita más tiempo de frigorífico para coger la consistencia adecuada. Lo mejor es dejarlo si se puede 12 horas.

Una vez fríos el bizcocho y el relleno, desenrollar el bizcocho con cuidado y untarlo con la mitad de crema de chocolate. Enrollarlo apretándolo bien. 
Para hacer un tronco navideño, con cuidado cortar 2-3 cm de cada lado con un corte oblicuo. Untar un poco de crema de chocolate sobre los trozos apartados y pegarlos a los lados del rollo para simular dos ramas cortadas. Untar toda la superficie con el chocolate restante, y con un tenedor, dibujar estrías imitando la corteza. Decorar con fideos de chocolate y meter al frigorífico hasta poco antes de servir.
Si es para un brazo de gitano, se puede rellenar y cubrir con crema pastelera o nata montada, y decorar con rosetones de nata y guindas, o simplemente espolvorearlo con azúcar glass, ahí entran la imaginación y los gustos de cada uno.
Es muy fácil y queda riquísimo. En mi casa ya es un clásico. Ahí queda la receta para quien se quiera animar a probarlo.

domingo, 26 de diciembre de 2010

Troncos Navideños

Éste año he hecho tres troncos navideños. A mi familia les encantan. Los dos primeros la semana pasada, que mi marido iba a tener cena con sus compañeros de trabajo y me pidió que le hiciera dos.
Al final sólo se llevó uno porque la cena se suspendió y se lo llevó a la oficina para tomárselo con el café, pero luego me dijo que si se lleva los dos, caen los dos, porque les gustaron mucho. A mi hijo le pareció genial que se suspendiera la cena porque estaba deseando uno para casa, así que él encantado.
Más o menos les puse la misma decoración de fondant que el año pasado.Unas hojitas de acebo y unas setitas. Rellenos de ganaché de chocolate con leche y cubiertos de ganaché de chocolate negro. Para mí es la combinación perfecta, porque me gusta el chocolate negro, pero si sólo le pongo ése, para los niños (y alguno más) no está lo suficientemente dulce. Si le pongo sólo chocolate con leche, para los niños genial, pero para mí personalmente queda un poco dulzón... que está muy bueno, pero prefiero el puntito amargo del chocolate negro. En fin, para mi gusto así queda perfecto.
Aquí vistas más al detalle:

Y aquí el de hoy. Nos hemos juntado con la familia de mi cuñado y como había bastantes niños, lo he hecho todo de chocolate con leche. Nos lo hemos comido en un visto y no visto. Y claro, a los peques les ha encantado (incluso a mi chiquitina y mis sobrinos, que tienen apenas año y medio). Claro, yo feliz de que tuviera tanto éxito, incluso el sobrino de mi hermana, que casi nunca come tarta, ha repetido.

Me apetecía hacer alguna cosita más para decorar, así que le he puesto un conejito navideño abriendo sus regalitos, junto con las ya habituales hojitas de acebo, y una setita. Cómo no, a los peques les ha encantado también la decoración.
Bueno, pues ya pasó la navidad. Ya veremos qué tal se nos da el cambio de año. Y qué hago para el postre porque no me apetece repetir con el tronco... en fin, ya lo pensaré.


jueves, 23 de diciembre de 2010

Galletas para el árbol de Navidad

El año pasado me quedé con las ganas, pero éste año no quería dejar pasar la Navidad sin hacer unas galletitas para colgar en el árbol. De paso he pensado que podía ser un detalle para mis compañeras del trabajo, así que les he preparado estos platitos:

El diseño es sencillito, decoradas con glasa blanca y unas perlitas de azúcar. Les he hecho el agujero con una pajita de refresco antes de hornearlas, y luego sólo hay que pasar la cinta. Quien sabe, igual el año que viene lleno el árbol de galletas...


¡Feliz Navidad!

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Cupcakes de coco

Esta receta la vi hace poco en Objetivo: cupcake perfecto, un blog que os recomiendo porque es muy ameno y tiene unas recetas de lo más apetecibles, vistosas y originales. La verdad es que a mí el coco me gusta bastante (reconozco que me pierdo por mis muffins de coco y cerezas) así que tenía que probarlos.

Hice la mitad de la receta, y me salieron 7 (creo que no los llené demasiado). Probé uno tan pronto como se enfriaron un poco, y la verdad es que están buenos, pero me apetecía ponerles alguna cobertura o icing, así que pensé: "los dejo para mañana y los decoro un poco".

En fin, por la mañana (el sábado), para desayunar, cogí otro. "Bah, luego decoro los 5 que quedan" pero entonces mi peque los vió se puso como loca "manena, manena" hasta que le dí una de las "magdalenas" para que las probara. Tiene año y medio, y le encanta probar de todo, pero era para verla con el cupcake en la mano. Se lo comió casi entero (y yo que pensaba que el coco igual no le hacía mucha gracia). El caso es que me fuí a trabajar y para cuando volví se lo había terminado y su padre le había dado otro. Así que solo me quedaron 3 para decorar.

En fin, no me quedaron tan bonitos como a Alma, creo que ni siquiera se parecen un poco, (bueno, un poco en las bolitas, pero se me olvidó ponerles coco rallado por encima, ay, qué desastre...). El icing lo hice un poco a ojo porque como sólo eran 3... pero la verdad es que con el queso crema queda muy bueno. Y muy bonito, aunque mi manejo de la manga deja bastante que desear... y la luz era pésima, así que las fotos son bastante flojas.
Pero en fin, a la vista de lo que le han gustado a mi peque, tendré que hacerlos de vez en cuando. Creo que los probaré en versión mini, que a mi me gustan mucho así en pequeñito, y para los peques es genial porque se los acaban enseguida. Total, si les apetece más siempre pueden comerse dos, tres o los que sean.

Bueno, a lo que vamos, la receta (la pongo entera, con las cantidades que publica Alma en su blog):

INGREDIENTES:
2 huevos
175 gr. de harina
2 cucharaditas de levadura en polvo
115 gr. de mantequilla
200 gr. de azúcar
1 sobrecito de azúcar de vainilla (como yo la tengo de botecito, le eché un poco a ojo)
120 ml de leche
60 gr. de coco rallado (comprado en bolsitas)

PREPARACIÓN:
Alma no concretaba mucho en su blog: (cito textualmente): "...Pues bien, yo lo he mezclado todo con la batidora... porque eran las 7 de la mañana y ponerme a hacer todo el lío que viene en las instrucciones inglesas, pues no me apetecía..."
Pues en fin, que yo sin batidora porque tenía a los niños acostados, pero lo mezclé un poco a bulto. Más o menos en el orden que sigo habitualmente con los bizcochos y demás: primero el azúcar con la mantequilla, y luego los huevos, la leche, la harina con la levadura y el coco. Puse los papelitos en moldes de silicona para que mantuvieran mejor la forma, y al horno. En mi horno unos 25 minutos a 180º.

Para la cobertura, ella usó 150 gr. de queso crema (tipo Philadelphia) con 75 gr.de mantequilla y unos 300 gr. de azúcar glass. Yo la hice un poco a ojo, pero la verdad es que estaba muy buena.
Mmm... no me había dado cuenta hasta ahora de que llevaban coco rallado por encima... la próxima vez se lo pongo, que tiene una pinta estupenda.

Y bueno, aprovecho para mencionar que Alma está haciendo un sorteo navideño en su blog. Para más información (y para echar un vistazo a sus recetas, que como digo son la mar de interesantes) pasaos por Objetivo: cupcake perfecto.

lunes, 13 de diciembre de 2010

Presentación Asesdtartas

A menudo he comentado aquí en el blog que suelo participar en el Foro Cocinando con el Alma. Desde éste foro surgió hace poco la iniciativa de crear la Asociación Española de Diseñadores de Tartas (Asesdtartas), cuya presentación fué el pasado día 4 de Diciembre en Alicante. El objetivo principal de la asociación es conseguir normalizar la situación legal de esta actividad, que es novedosa en España. Para ello defenderá el desarrollo y mejora de procedimientos y reglas, y trabajará para lograr el reconocimiento del diseño de tartas como actividad económica independiente.
Se nos invitó a todas las "almitas" participantes en el foro a que asistieramos a la presentación, para así, de paso, conocernos y pasar un buen rato charlando sobre nuestra común afición a la repostería y la decoración de tartas, y aprovechando que mi familia y yo nos íbamos de puente por la Comunidad Valenciana, allí me planté. Fué una lástima que hubo gente que a pesar de tenerlo todo planeado no pudo ir por culpa de la huelga de controladores, y se les echó mucho de menos, pero las que nos reunimos lo pasamos genial. Antes de la presentación de la Asociación asistimos a una demostración muy interesante en la Tienda Escuela de Cocina Majo's. Aquí Rosa, de Majo's en plena faena:

La presentación fué un acto muy emotivo, algunos de los integrantes de las distintas delegaciones dijeron unas palabras, todos muy emocionados y felices por poder por fin echar a andar, aunque la Asociación comenzará a funcionar a todos los efectos a partir de Enero. Supieron contagiar a todos los asistentes su alegría y entusiasmo, y luego hubo una pequeña celebración con un aperitivo y la consiguiente copa para el brindis, que no puede faltar en una ocasión así. Fué un rato muy ameno, y para que quede como muestra, os pongo las fotos que hice de las tartas que se llevaron. Todas eran preciosas, pero algunas, realmente espectaculares...

Si queréis más información sobre la Asociación Española de Diseñadores de Tartas y sus objetivos, podéis visitar:



miércoles, 1 de diciembre de 2010

Calendario de Adviento de galletas

Menos mal que se me ocurrió la idea con antelación, porque a pesar de tenerlo planificado perfectamente, con los diseños de las galletas elegidos, un dibujo de cada uno preparado para que me sirviera de guía al decorarlas, las bandejas, las bolsitas y todos los ingredientes comprados con antelación, al final casi me pilla el toro. Hoy empieza el Adviento, y los terminé anoche.

El año pasado ya hice galletas decoradas con glasa para Navidad, pero este año me apetecía hacer algo más elaborado, sobre todo después del curso que hice para Halloween, que me dió un poco de soltura y ganas de experimentar con diseños más trabajados. La idea era preparar 24 galletas, una por cada día del adviento, y montarlas en una bandejita en plan calendario, para comer cada día una galleta e ir contando así los días que faltan para Navidad. El año pasado le compré a mi hijo un calendario de adviento de chocolatinas, de esos que hay en todos los supermercados, y fué un exitazo, cada mañana comerse su chocolatina y ver si aún faltaban muchas o pocas. Como las galletas glaseadas le encantan, me pareció que hacer la versión de galletas sería una buena idea. Y ya que a la peque, y a mis sobrinos también les encantan las galletas, pues me lié la manta a la cabeza y ¡hala, cinco calendarios! a 24 galletas cada uno, 120 galletas. Entre hacer la masa, dejarla un día para que cogiera firmeza, hornearlas, hacer la glasa, teñirla de 6 colores diferentes, dividirla en glasa de delineado y glasa de relleno, decorarlas (uf, cuántas galletas) darles a la mayoría un segundo delineado para resaltar detalles... Vamos, que me he tirado una semana preparándolas y he terminado por los pelos. Bueno, la cara de mi hijo esta mañana cuando lo ha visto terminado y ha cogido su primera galleta, ha hecho que merecieran la pena las todas horas que he invertido.
Éste es su calendario terminado:

La última galleta de cada calendario es un calcetín navideño con el nombre, para que no se confunda con el calendario de su hermana.

Como base he utilizado bandejas de cartón, con los números pintados con un rotulador metalizado, y lacitos de regalo en dos tonos (distintos para cada niño) para atar las bolsitas de las galletas.
Aquí dos calendarios ya preparados y dos bandejas listas para poner las galletas:
En fin, pues ya están. Aquí la foto de los cinco calendarios:

Y otra foto de las galletas ¡estoy tan orgullosa de cómo me han quedado! Aunque unas están mejor que otras, en general me encantan, para qué negarlo.


¡Ya nos metemos de lleno en la Navidad!









Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...