Seguidores

miércoles, 1 de diciembre de 2010

Calendario de Adviento de galletas

Menos mal que se me ocurrió la idea con antelación, porque a pesar de tenerlo planificado perfectamente, con los diseños de las galletas elegidos, un dibujo de cada uno preparado para que me sirviera de guía al decorarlas, las bandejas, las bolsitas y todos los ingredientes comprados con antelación, al final casi me pilla el toro. Hoy empieza el Adviento, y los terminé anoche.

El año pasado ya hice galletas decoradas con glasa para Navidad, pero este año me apetecía hacer algo más elaborado, sobre todo después del curso que hice para Halloween, que me dió un poco de soltura y ganas de experimentar con diseños más trabajados. La idea era preparar 24 galletas, una por cada día del adviento, y montarlas en una bandejita en plan calendario, para comer cada día una galleta e ir contando así los días que faltan para Navidad. El año pasado le compré a mi hijo un calendario de adviento de chocolatinas, de esos que hay en todos los supermercados, y fué un exitazo, cada mañana comerse su chocolatina y ver si aún faltaban muchas o pocas. Como las galletas glaseadas le encantan, me pareció que hacer la versión de galletas sería una buena idea. Y ya que a la peque, y a mis sobrinos también les encantan las galletas, pues me lié la manta a la cabeza y ¡hala, cinco calendarios! a 24 galletas cada uno, 120 galletas. Entre hacer la masa, dejarla un día para que cogiera firmeza, hornearlas, hacer la glasa, teñirla de 6 colores diferentes, dividirla en glasa de delineado y glasa de relleno, decorarlas (uf, cuántas galletas) darles a la mayoría un segundo delineado para resaltar detalles... Vamos, que me he tirado una semana preparándolas y he terminado por los pelos. Bueno, la cara de mi hijo esta mañana cuando lo ha visto terminado y ha cogido su primera galleta, ha hecho que merecieran la pena las todas horas que he invertido.
Éste es su calendario terminado:

La última galleta de cada calendario es un calcetín navideño con el nombre, para que no se confunda con el calendario de su hermana.

Como base he utilizado bandejas de cartón, con los números pintados con un rotulador metalizado, y lacitos de regalo en dos tonos (distintos para cada niño) para atar las bolsitas de las galletas.
Aquí dos calendarios ya preparados y dos bandejas listas para poner las galletas:
En fin, pues ya están. Aquí la foto de los cinco calendarios:

Y otra foto de las galletas ¡estoy tan orgullosa de cómo me han quedado! Aunque unas están mejor que otras, en general me encantan, para qué negarlo.


¡Ya nos metemos de lleno en la Navidad!










6 comentarios:

  1. menuda paliza a hacer galletas, pero seguro que ahora eres una super experta y te salen con más soltura.
    enhorabuena por la idea, es muy original y a los niños les va a encantar. besazos!!!
    www.laurillafondant.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Gracias, laura. La verdad es que práctica sí que he cogido, sí, ja, ja, ja... y a mi hijo mayor le ha encantado. La pequeña aún no se entera mucho, pero no la iba a dejar de lado, y mis sobrinos, mañana mi hermana me dirá qué les han parecido.

    ResponderEliminar
  3. Como me encantaría a mí adornar así galletas y tener mano para la glasa, no me he atrevido todavía pero todo se andará.
    Bicos

    ResponderEliminar
  4. Hola, soy una pequeña exploradora en la cocina y me encanta hacer galletas. Vi tu otro blog y después de poner el link en favoritos me puse como loca a probar recetas, y mereció la pena tirarme algun día que otro en la cocina. Ahora que has abierto este nuevo blog me he decidido a seguirte como en el anterior, y si no es mucha molestia responder, hacerte alguna preguntilla culinaria que me vaya surgiendo :)
    ¿Dónde o cómo puedo conseguir/hacer la glasa?
    Desde ya muchas gracias :)
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Gracias, meigauxia, anímate a probar, verás que enseguida le coges el truco.
    Andrea, perdona que no te haya contestado antes. Para la glasa yo compro clara pasteurizada en brick, y se hace batiendo 4 cucharadas soperas de clara (equivale más o menos a una clara de huevo) con 250 gr. de azúcar glass y unas gotas de zumo de limón o vinagre de manzana (yo le pongo 10 gotas de éste último) hasta que esté firme y no se caiga al levantarla con una cuchara. Con eso haces el delineado. Para el relleno añades agua muy poco a poco (unas gotas cada vez) y vas batiendo hasta que tenga una consistencia más ligera, que al pasar un tenedor las marcas desaparezcan en unos 5 segundos. Si desaparecen antes hay demasiada agua y se arregla añadiendo más azucar, si tardan más de 5 segundos añadir unas gotas más de agua.
    Para teñir la glasa hay que usar colorantes en polvo o en gel, no valen líquidos porque queda demasiado aguada. Espero haberte ayudado, si tienes alguna otra duda tratare de contestarte en cuanto pueda.
    De todos modos en El Rincon de Bea tienes unos tutoriales fantásticos. Está en mis enlaces. Un saludo y gracias por tu interés.

    ResponderEliminar
  6. Muchisimas gracias por la informacion jaja haber si me sale algo mejor que mi primer experimento no ha salido muy haya, pero habra uqe seguir intentandolo. En serio, muchas gracias. Un saludo

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...