Seguidores

domingo, 20 de marzo de 2011

Una de romanos: Tarta Gladiator

Hoy hemos celebrado el cumple de mi cuñado. Cuando le pregunté a mi hermana de qué podía hacerle la tarta, no se le ocurría nada, y yo empecé a preguntarle: "algún hobbie tendrá..." "¿algún grupo de música que le guste en especial?",  "¿alguna película?" y ahí me contesta: "Gladiator". Ni me lo imaginaba, y resulta que a mi cuñado le encantan las pelis de gladiadores y esas cosas. Me acordé del coliseo de juguete de Playmobil, que lo ví en alguna tienda por navidad, y le dije "¿Y si le hago un circo romano con gladiadores o algo así?" "Va a alucinar".

Pues bastante sí que ha alucinado, y buenas risas que nos hemos echado. Al final en lugar de poner una lucha de gladiadores he puesto un valiente esclavo enfrentándose a un león. Me apetecía poner un león, sin más. Además el César, por supuesto, y un soldado acompañándole. Y aunque (como casi siempre) difiere un poco de mi idea inicial, me ha encantado cómo me ha quedado.  He estrenado unos texturizadores de piedra que compré la semana pasada, y aunque me vendrá bien practicar un poco para que el resultado me quede más fino, me encanta cómo quedan. Y he quedado bastante satisfecha con el modelado de los personajes, que todavía es algo que tengo que mejorar, pero me voy soltando. Me ha costado menos trabajo que otras veces y el resultado, a mi parecer, no estaba mal.

El bizcocho era un msc mármol de vainilla y chocolate. Para que tuviera suficiente altura he tenido que hacer dos, pero como luego había que recortar un gran circulo interno para la arena y no me apetecía recortar y que sobrara medio bizcocho, se me ocurrió poner mi cazuela de pyrex dentro de mi molde grande de silicona y hornear el segundo piso en el espacio que quedaba entre los dos moldes. Resultado: un bizcocho circular, del tamaño y la altura perfectos y del que apenas han sobrado unos recortes.

El relleno, swiss merengue buttercream de chocolate negro. ¡Qué cosa tan rica, por favor! La había hecho anteriormente con Nocilla, pero con chocolate me gusta incluso más, porque el sabor es más intenso y el chocolate negro (52% cacao, me daba un poco de miedo ponerlo más fuerte) contrarresta estupendamente el dulzor propio del buttercream. Si éste de por sí es un relleno suave y nada empalagoso, la de chocolate es sin duda la mejor versión que he probado. El bizcocho iba calado con almibar de caramelo, y la combinación de sabores ha salido casi diría que perfecta. Era una tarta enorme, porque entre que necesitaba espacio en la "arena" y que el muro tenía que ser grueso y alto para poder poner el César y el soldado, al final las medidas no eran nada moderadas para 12 que ibamos a estar. Yo pensaba que sobraría más de media tarta (que luego mi hermana y mi cuñado en dos días se la zampan para el desayuno, no me preocupa) pero no, el caso es que apenas ha sobrado un cuarto. Y eso que también nos hemos "encargado" de dos docenas de pastelitos de manzana y queso batido, que han sido un éxito.
Pues nada, ahí os dejo mi tarta, y espero que os guste tanto como me ha gustado a mí, bueno, y al homenajeado. Os pongo una foto del corte para que veáis qué pinta tenía.

¡Zorionak Joxe!


9 comentarios:

  1. me encanta.....estaba yo pensando en Spartacus y vas y pones esto...uins...y tiene buenisima pinta por dentro ...y gente quese lo come todo...molaaaaaaaaaaa.Felicidades neña

    ResponderEliminar
  2. Te ha quedado preciosa,la idea super original ...y seguro que tu cuñado se quedo alucinado.....

    ResponderEliminar
  3. Gracias Mila, me alegro de que te guste. Aunque confieso que todo no nos lo comemos, yo también soy de las que apartan el fondant, demasiado dulce para mi gusto, ¡pero queda taaaan mono! A ver si pruebo otra receta que no sea el de nubes y queda menos dulce que a lo mejor nos lo comemos. Pero en fin, yo mientras la tarta les guste, y se coman "lo de dentro", feliz.
    Y gracias también a tí, Maite, sí se quedó bastante alucinado, porque no se lo esperaba ni por asomo. Y tuvo mucha gracia porque nada más verla dijo "¡Gladiator!" y luego cuando la probó me dijo "cuñada, te has superado". Imaginate qué satisfacción.

    ResponderEliminar
  4. Guau! me ha encantado el pastel, es muy original!.

    He estado revisando por aquí y por allá en tu blog y me gusta, así que me quedo por aquí para poder disfrutar de los que compartes.

    Un besito

    Wyny
    http://corazonyazucar.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  5. Hola!
    Te he leido en los comentarios de las bizcobolas de Morgana y no he podido evitar sentirme identificada, yo tambien compro mucho en Makro, y aunque las gotas de choco negro son geniales las de blanco son un cagarro, peeeeeeeeeero, les he pillado el truco!! añade a la hora de fundir un chorrin de aceite de girasol!! oye, mano de santo.
    Por cierto, no conocia tu blog y me ha gustado mucho!
    Ya me contaras que tal!
    Saludos
    Bego

    ResponderEliminar
  6. Gracias Wyny, Y gracias Bego, Probaré el truco del aceite a ver si me va mejor.

    ResponderEliminar
  7. Hola guapa!!!! Soy noraa del foro de las almitas y he venido a conocer tú blog y me quedo cómo seguidora, jeje. Menuda tarta tan chula y según la has hecho con el relleno que has puesto tiene que estar deliciosa, lo probaré, jeejeje. Me encanta tú blog. Te invito a seguir mí blog, que aunque no tenga mucho espero que te guste. Ya me cuentas que te parece. Besos guapa!
    http://elblogdenoraa.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  8. Guapa!!! gracias por pasarte a visitar mí blog y por tú comentario. Que salá eres!!! un besito guapa

    ResponderEliminar
  9. impresionante esta tarta! Ya te dejé un comentario en el blog de las almitas y bueno, me encantan tus tartas, así que me hago seguidora. Si quieres, date un paseíto por mi blog. Besos!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...