Seguidores

viernes, 3 de febrero de 2012

Pan de canela, pasas, nueces y frutos rojos

Me ha quedado el título un poco más largo de lo previsto. En realidad debería haber sido solo "pan de canela, pasas y nueces", como el de Susana, de "Al calor de los fogones", porque la receta la saqué de su blog y eso es lo que era. Pero, cosas que pasan, la he tenido que "tunear" un poco, porque me puse a hacerla y tenía menos pasas de lo que yo creía (bastante menos, la verdad, como una cuarta parte de lo que me hacía falta). Así que ya metidos en faena, me puse a buscar una alternativa y me acordé de unas bolsitas que suelo comprar en el súper, de frutos rojos desecados. Y de eso sí tenía, una mezcla de cerezas, arándanos rojos y arándanos negros desecados. Al fin y al cabo, se parecen bastante a las pasas, ¿no?. Pues hala, problema resuelto.
Aclaro que hice media receta, porque con las cantidades completas (que son las que voy a poner ahora) salen dos, y como estos "panes raros" en mi casa al final la mayoría sólo los como yo, pues con uno tenía bastante. Eso sí, tengo desayuno para bastantes días, y ¡está realmente delicioso! lástima que a mis peques lo de las pasas y los panes con tropezones no les vaya, porque a mi me ha encantado.

INGREDIENTES:

-450grs. de harina de fuerza.
-20grs. de azúcar blanco
-9grs. de sal
-un sobre de levadura seca de panadería
-4 o 5grs. de canela molida
-1 huevo grande ligeramente batido
-30grs. de margarina a temperatura ambiente
-120ml de leche o suero de leche (yo le puse leche)
-180ml de agua
-255grs. de pasas lavadas y escurridas (en mi caso, mezcladas con frutos rojos desecados)
-115grs. de nueces troceadas


PREPARACIÓN:
Mezclar la harina, el azúcar, la sal, la levadura y la canela en un cuenco. Añadir el huevo, la margarina, la leche y el agua. Mezclar y amasar hasta formar una bola. Corrige de harina o agua si la masa queda demasiado pegajosa o demasiado seca (yo le tuve que poner un poco más de harina). Hay que obtener una masa suave y maleable, algo pegajosa pero no pringosa. En caso de ser necesario, ir añadiendo mas harina segun vas amasando. Luego, incorporar las pasas y las nueces procurando que se queden uniformemente distribuidas.

Engrasar un cuenco grande y dejar la masa tapada con film transparente que fermente a temperatura ambiente (tardará mas o menos dependiendo de si hace mas o menos calor), ha de doblar el volumen.

Dividir la masa en dos porciones iguales, darle forma de barra y ponerlos en los moldes engrasados (de 21 x 11cms.) Rocíar la parte superior con aceite de girasol (bueno, yo lo pincelé con suavidad, creo que vale igual) y tapar con film sin apretar. Dejar nuevamente que doblen el volumen ( unos 60 a 90 minutos). Precalentar el horno a 180º y hornear con la rejilla en la posición media unos 40 minutos, a mitad de tiempo, girar 180º para que se cuezan de forma homogénea.

Para comprobar si está bien cocido, golpear por debajo y si suenan a hueco, es que están echos. Sacar de los moldes y dejarlos enfriar sobre una rejilla.

Susana dice que para dar más sabor, se puede pintar la parte superior de cada pan con mantequilla fundida y espolvorear azúcar con canela por encima, así cuando se enfríe el pan quedará una corteza crujiente y dulce con un suave aroma a canela. Yo prescindí de este paso, pero para la próxima vez (que procuraré hacer la receta original) lo probaré a ver qué tal queda, porque suena delicioso...

Tiene una textura de las que a mi me gustan, a medio camino entre el pan de molde y un cake húmedo tipo puding... no llega a ser húmedo pero es tierno y hasta jugoso. Huele a gloria, y está buenísimo, tanto sólo como tostadito y untado de margarina, que es como me lo he preparado hoy para desayunar.

Ya lo tengo todo cortadito en rebanadas y congelado, así por la noche me saco la ración del desayuno, la dejo descongelando en el frigorífico, y por la mañana la paso por la tostadora y mmm... como recién hecho. Por cierto, hay que esperar al menos un par de horas a que se enfríe para cortarlo, porque si no es fácil que se rompa.
Gracias de nuevo, Susana. Ya te dije que ésta sería la siguiente que probaría, y también me ha encantado. Creo que el próximo será el de calabaza... bueno, aún me queda mucho de éste para disfrutar, luego ya veremos.

7 comentarios:

  1. Pues yo casi que creo que con los frutos rojos mejor que con pasas, rico!!!

    ResponderEliminar
  2. si a tus peques no les va el pan con tropezones no hay problemas, mándamelo para Guada que ya me lo como yo, jeje.
    besos y feliz finde!

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado el cambio de las pasas por los frutos rojos, a mi me gustan mas. Seguro que esta buenisimo, Besines

    ResponderEliminar
  4. Wow qué pan más rico y con esos frutos rojos...ummmm me encantan

    ResponderEliminar
  5. Gracias chicas, la verdad es que a mi me ha encantado, me gustan igual los frutos rojos y las nueces. Y la canela le da un olorcito... no sabéis qué rico.

    ResponderEliminar
  6. Me imagino el toque especial de esos frutos en el pan. Te he dejado un regalito en mi blog que espero también te haga ilusión como tus tartas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. kizkur me alegra saber que te gustó, la próxima vez, prueba a ponerle el azuquita con la canela por encima....creo que te encantará. Un besito, guapa.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...