Seguidores

jueves, 16 de febrero de 2012

Mini Red Velvet cupcakes

Hacía muchísimo tiempo que tenía ganas de probar el Red Velvet Cake, desde que lo ví en el blog Holly Cocina. El caso es que me daba un poco de pereza hacer un bizcocho grande, porque no me atrevía a usarlo en una tarta familiar sin haberlo probado previamente, y hacerlo para casa no era plan, que me lo acabo comiendo yo sola como quien dice. Hace poquito ví otra receta en versión "ración para dos" de la mano de Mila de Cakelarre,  y era la que pensaba hacer, pero al final me he decidido por esta que publicó Alma en su blog "Objetivo cupcake perfecto" el mismo día de San Valentín.

Reconozco que ni las fotos ni la decoración son para echar cohetes, pero también es verdad que casi nunca había hecho cupcakes decorados con manga y crema de mantequilla, así que estoy sorprendida y satisfecha del resultado. Hasta me han dado ganas de animarme y hacer algún día la famosa tarta de las rosas...

En fin, os pongo la receta.

Para el bizcocho: 

60ml de aceite de oliva suave 
160g de azúcar 
1 huevo 
1 cucharada rasa de cacao sin azúcar (yo uso el de Valor) 
1/2 cucharadita de colorante en pasta rojo (Alma recomendaba Sugarflair Extra Red, pero yo le he puesto Red No Taste de Wilton, que es el que tengo, y me ha encantado el resultado) 
1'5 cucharaditas de extracto de vainilla 
125ml de leche 
1 cucharadita de zumo de limón. 
150g de harina 
1/2 cucharadita de bicarbonato de soda 
1 cucharadita de vinagre blanco 

Para la crema: 

75 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente 
450 gr de azúcar glas
200 gr de queso cremoso (he usado Philadelphia)  
5 cucharadas de leche 

Elaboración:
Precalentar el horno a 170º y preparar los papelitos para mini cupcakes en el molde. 
Poner la leche en un vaso y añadirle el zumo de limón. Dejar reposar 5 minutos.
En un bol, batir el azúcar con el aceite hasta que estén integrados. Sin dejar de batir añadir el huevo y el extracto de vainilla. 
En otro bol, tamizar la harina con el cacao. Batiendo a velocidad baja, añadir la mitad de la harina con cacao a la mezcla anterior. A continuación añadir la leche y, finalmente, incorporar el resto de la harina con cacao. 

Por último, en un vasito, mezclar el vinagre con el bicarbonato de soda y cuando burbujee lo añadimos a la mezcla anterior. 
Por último, cuando la mezcla sea homogénea, añadir el colorante rojo. 
Repartir la mezcla en los papelitos de cupcakes, sin llenarlos más de 2/3 y hornear hasta que un palillo salga limpio. Alma decía que unos 20 minutos para cupcakes normales o 10 minutos si son minis, pero cada horno es un mundo y el mío ya sé que es un poco lento, así que unos 15 minutos los mini cupcakes.
Sacar del horno y dejar enfriar 5 minutos en el molde y luego por completo sobre una rejilla. 

Para preparar la crema tamizar el azúcar glass. batirlo con la mantequilla y la leche hasta que se integre. 
Añadir el queso, que ha de estar frío, y batir, primero a velocidad baja y luego aumentando la velocidad hasta que la mezcla sea homogénea y cremosa. 
Decorar los cupcakes con la manga pastelera una vez estén fríos. Yo les puse también granillo de azúcar, unos corazones y perlas también de azúcar.
Recuerdo haberle leído a Holly que en su casa gustaba más este bizcocho una vez se asentaba, al día siguiente de hacerlo, o incluso después (si sobraba algo, que ya era más difícil). Pues la verdad, yo soy de las que prueban las cosas cuando apenas han tenido tiempo de enfriarse, y ayer no me pareció gran cosa el famosísimo bizcocho Red Velvet... Pero esta mañana... nada que ver. Reconozco que está buenísimo, es precioso, y además la crema de queso es impresionante.

Pues bien, han salido como treinta y tantos mini cupcakes. Los he llevado al trabajo, para compartir en el bar donde tomamos el café. Y han sido un exitazo. Incluso mi madre que ha probado uno me ha dicho que a ver cuándo los vuelvo a hacer, que estaba buenísimo.
Lo cierto es que tendré que repetirlos, realmente me han sorprendido. A ver si de paso voy cogiendo más maña con la manga pastelera...

11 comentarios:

  1. !!!!! que buenossss !!!! que ganas tengo de hacer el red velvet .......

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya estás tardando, Maite, no sabes lo buenos que están. Tengo que enterarme a ver qué tal se puede combinar con fondant, podría ser una opción interesante.
      Ya me contarás cuando lo hagas.
      Un besote.

      Eliminar
  2. te han quedado muy bien, y de un rojo muy intenso.
    yo los hice por primera vez la semana pasada y me encantaron, ricos ricos y muy esponjosos. estoy deseando hacerlos de nuevo. ah! y a ver si los publico.
    besazos guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Laura, ya me pasaré a ver los tuyos entonces cuando los publiques. Un besote.

      Eliminar
  3. Que pinta mas deliciosa..y muy bonitos se ven decorados...
    lo unico que lamente de no ir a la reuniòn es no haberte visto y saludado...a ver si voy en la busqueda y captura del buttermilk por tu pueblo....besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Elena, ya tendremos ocasión de saludarnos la próxima vez.
      Por el buttermilk de momento no te molestes en moverte hasta aquí, en el Alcampo ya no lo tienen. Alguien me dijo que en algunos Lidl sí, cuando vaya la próxima vez al de Hernani que es el que me pilla más cerca, miraré a ver si allí lo hay. Ya te avisaré.
      Besos.

      Eliminar
  4. Estupendos te han quedado, así,en mini te puedes comer varios sin cargo de conciencia...jejjeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Claro! Por eso me gusta tanto hacer las cosas en versión mini, ja, ja, ja... así tranquilizo mi conciencia.
      Gracias por tu visita.

      Eliminar
  5. ¡Qué buena pinta tiene eso! ¿Tú crees que con colorante líquido se podrá hacer? Igual no queda tan rojo pero tiene que estar super rico.
    Para la próxima tanda me apunto. Me tienes que invitar fijo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que quede muy allá... para empezar tendrías que ponerle mucho, y eso te podría estropear la textura del bizcocho, porque le estás metiendo líquido de más... Anda, que ya no tienes excusa, te bajas a Pasai Antxo y te compras un botecito de colorante en gel. O si quieres te lo compro yo y te lo doy cuando vengas. Pero tienes que probarlo, en serio, está de muerte

      Eliminar
    2. Ainss... Pero qué fácil me lo pones. Es muy tentador. Te cojo la palabra pero, si convenzo a Gorka, igual voy yo porque me encantan esas tiendas,jejeje...

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...