Seguidores

sábado, 9 de abril de 2011

Una Copa de Estrellas y Burbujas

Hoy es el cumpleaños de Periko, el primo de mi marido. Más que primos casi parecen hermanos, tienen una relación muy estrecha y se entienden perfectamente, a pesar de que se llevan casi 20 años. Pues Periko cumple hoy 60 años, que se dice pronto (y que no aparenta, las cosas como son), y ayer por la noche, a partir de las 12:00 se reunieron en su bar un grupo de amigos y gente que le quiere para darle una sorpresa. Le prepararon un video montaje con fotos de toda su vida y trayectoria profesional y felicitaciones grabadas por amigos, familiares y compañeros de trabajo y de aventuras.

Ésta tarta fué mi contribución a la fiesta, por petición expresa de mi hijo, que es su ahijado. Cuando mi marido empezó a comentar que le iban a preparar una especie de fiesta sorpresa, enseguida me dijo "Ama, le harás tú la tarta ¿no?". Y enseguida me acordé de una galería de fotos que ví en el foro, con varios modelos de tartas con una copa que tenía pinchadas estrellas y otros adornos (ver la galería aquí y una de las tartas con copa aquí). Me pareció perfecta la idea para alguien que sin duda es uno de los mejores hosteleros de la zona. Cada bar, cafetería o discoteca que ha llevado ha sido un éxito, y ha levantado negocios que estaban hundidos por mala gestión con su trato amable y alegre y su buen hacer. Es un trabajador nato, pero que además sabe disfrutar de la vida como nadie. Y bueno, hoy hemos ido también a felicitarle mis peques y yo, y parece que la tarta le gustó mucho.

El bizcocho era de café (es que Periko pone unos cafés... que no se pueden ni describir, buenísimos), relleno de Swiss Merengue Buttercream de chocolate, calado con almibar de chocolate y caramelo y cubierto con fondant extendido (a ver si un día de estos pongo el tutorial, porque definitivamente me cambio a esta cobertura). Las estrellas y letras negras son de fondant Regalice (vamos, comprado) y las doradas son fondant extendido pintado con colorante dorado en polvo disuelto en un licor de piña (que no sé de donde ha salido pero es el único alcohol transparente que encontré en casa). La copa estaba rellena con capas alternas de fondant blanco y negro, y las estrellitas iban pinchadas en alambre dorado.

Una más de cerca:


Y aquí la tarta con sus velitas:

Y me alegro mucho de que le gustara tanto la sorpresa como la tarta. Zorionak Periko!

10 comentarios:

  1. Pues es una tarta preciosa!!!!! Yo tengo que pensar algo, que el mes que viene mi padre cumple 60 y le quiero hacer una tarta especial, voy cogiendo ideas jejejeje, un beso :)

    ResponderEliminar
  2. Sencilla y muy bonita,me alegro que le gustase la sorpresa y felicidades por la idea de tu hijo es muy tierno bss

    ResponderEliminar
  3. Hola Kizkur, que bonita te ha quedado, un besito!!!

    ResponderEliminar
  4. !!! muy original!!!!en tu casa pasa como en la mia la tarta ya dan por hecho que la tenemos que hacer nosotras si o si.....

    ResponderEliminar
  5. Qué sencilla y a la vez espectacular, me encanta un montón.
    Bicos

    ResponderEliminar
  6. Gracias chicas. La verdad es que el diseño es sencillo pero queda muy vistoso.
    Y mi niño es mi fan numero 1, así que por supuesto que da por hecho que nadie va a hacerle una tarta mejor que su mami, je, je, je...

    ResponderEliminar
  7. La tarta es muy sencilla pero preciosa, y lo de adentro se me hizo agua la boca solo con leerlo.

    Luce

    ResponderEliminar
  8. Kizkur: Hola niña, en mi blog tengo un regalito para ti.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Te ha quedado genial...muy bonita...y con ese relleno que me chifla...buenísima!
    Felicidades y besos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...