Seguidores

martes, 29 de mayo de 2012

Clafoutis de cerezas

Esta receta la hice el año pasado, pero para cuando me quise poner a publicarla ya se había pasado el tiempo de cerezas, y tampoco me parecía muy oportuno, así que decidí dejarla para este año. La saqué del blog Trasteando en mi cocina, que la verdad es que tiene unas recetas fantásticas. A mí esta concretamente me encantó, y más aún con lo que me gustan las cerezas... Llevo ya unas semanas viéndolas en el súper y ya no me he podido resistir más, esta semana mi peque y yo nos hemos puesto las botas a comer cerezas ¡le gustan casi tanto como a mí! así que en breve volveré a hacer este clafoutis, a ver que le parece, y mis deliciosos muffins de coco y cerezas...
En fin, aquí os dejo la receta:
INGREDIENTES
100 gr de harina
100 gr de azúcar glasé
4 huevos
200 ml de nata líquida
50 ml de leche
50 gr de mantequilla ablandada
1 cucharadita de vainilla azucarada
300 - 400 gr de cerezas

PREPARACIÓN
Para empezar, deshuesar las cerezas y reservar. Precalentar el horno a 180ºC.

Mezclar la harina con el azúcar, añadir la mantequilla, la nata y la leche. En otro bol batir los huevos con la vainilla. Juntar los huevos con la mezcla anterior y unir todo muy bien hasta que la masa esté homogénea.

Colocar las cerezas deshuesadas en un molde engrasado que no sea desmontable porque la masa es líquida y se saldría. Verter la mezcla por encima de las cerezas .

Hornear unos 20-30 minutos a 180ºC hasta que la superficie se dore. Mari Luz comentaba que mientras que se está cociendo, la masa sube por algunos lados pareciendo que se va a salir, pero luego vuelve a su sitio y queda uniforme. Es curioso pero cierto. Transcurrido este tiempo pinchar con una brocheta o palillo para comprobar que la masa esté cuajada.
Antes de servir se puede espolvorear con un poco de azúcar glass.

Tengo que probarla con picotas, porque tiene que quedar espectacular con cerezas de color intenso. Os animo a probarla.

lunes, 21 de mayo de 2012

Blancanieves y la casita de los Enanitos

Hoy hemos celebrado el cumpleaños de mi princesita, con toda la familia. A juego con las galletas que publiqué hace unos días, ésta era su tarta:

Llevaba meses diciendo que la quería de Blancanieves, y casi desde el principo, la imaginé así. A ella le encanta que la muñequita sea de plástico para poder jugar luego con ella, así que el reto en este caso no era de modelado. Lo que no sabía muy bien era cómo iba a hacer para dar forma a la casita. Pues bien, aquí lo veis: tallando el bizcocho, tal cual. Reconozco que me encanta. No sabía yo si me iba a quedar muy aparente, pero sí, salió.


Vista frontal de la casita, antes de poner a la princesa, para que se vea bien:

Un poco de lado ¡cómo le ha gustado a mi peque! Decía que era justo como ella la había imaginado...

La parte de atrás:

Aquí con las velitas, listas para soplar:

¡Feliz cumpleaños Nahia!

¿Os apetece un poco? Es bizcocho de yogur de vainilla, con almibar de caramelo y relleno de swiss merengue buttercream de moka y ganaché de chocolate. Le he puesto ganaché de chocolate por probar, pero la verdad, reconozco que me gusta más el swiss merengue buttercream...


Bueno, menos mal que antes de que le hincáramos el cuchillo, Blancanieves ha podido enseñarles su casita a sus amigas princesas (vaya colección tenemos ya)...

Espero que os haya gustado. Yo estoy feliz porque me ha encantado hacerla y me ha encantado también como ha quedado. Y mi niña estaba emocionada esta mañana cuando la ha visto. Ver esa carita de ilusión compensa con creces las horas invertidas, ¿no os parece?



jueves, 17 de mayo de 2012

Galletas de Blancanieves

Para celebrar el domingo el cumple de mi niña con toda la familia, he hecho unas galletas con glasa que irán a juego con su tarta. El tema lo tiene claro desde hace meses: Blancanieves.



Los modelos que he elegido han sido el vestido, la manzana y la casita de los enanitos. Y para sólo tres modelos la verdad es que llevan unos cuantos colores...

También he hecho el número 3, que son los años que ha cumplido, éstas decoradas en colores variados y a contraste.

A ver si duran hasta el domingo, porque ayer mis peques estuvieron "ayudándome" a decorarlas y hoy en cuanto han visto que ya estaban secas, han empezado a pedir... ya han caído dos manzanas, ja, ja, ja...
Bueno, espero que os gusten. A ver ahora cómo me queda la tarta...


lunes, 14 de mayo de 2012

Tarta Pupu eta Lore

Hoy es el cumpleaños de mi niña, que cumple 3 añitos ya. Después de pasarnos las dos últimas semanas decidiendo de qué tema iba a ser su tarta para llevar al cole, decidimos que de "Pupu eta Lore".

Para todos los que no seáis del Pais Vasco, estos personajitos serán completamente desconocidos, pero los niños aquí los reconocen perfectamente, son los bebés de Pirritx. Pirritx eta Porrotx son una pareja de payasos que gustan mucho aquí a los niños. La tarta que llevó mi peque el año pasado a la guardería era de Pirritx eta Porrotx, y este año quería llevar la misma tarta otra vez (su explicación era que como ahora iba a un cole distinto, podía repetir la tarta, ja, ja, ja, se ve que le gustó)... Al final le ofrecí otras opciones, estuvimos a punto de hacerla de Txirri, Mirri eta Txiribiton (los otros payasos que ve siempre en la tele), pero al final nos quedamos con Pupu eta Lore.

La verdad es que más que una tarta, es un bizcocho decorado. Es el bizcocho de chocolate sin huevo que probé el mes pasado y que tanto nos gustó. Así su amiguito Asier, que es alérgico al huevo, también podrá comer la tarta. Como el bizcocho es bastante jugoso y los niños son pequeños, no le he puesto relleno, sólo lleva unos adornitos de chocolate fundido por encima, suficiente para pegar el puzzle de fondant.  El puzzle como veis es sencillito, apenas lleva relieve, pero le he dado unos retoques de color con colorante en polvo para realzar un poco los volúmenes (aún tengo pocos colores, pero me encanta cómo ha quedado).

A mis dos peques les ha parecido preciosa, espero que a los amiguitos de Nahia les guste tanto como a ella.

domingo, 13 de mayo de 2012

Galletas sin huevo decoradas con plantilla

Tenía ganas de probar galletas sin huevo, además el lunes es el cumpleaños de mi niña, y uno de sus compañeros es alérgico, así que hacer galletas sin huevo era una de las opciones. Al final me he decidido por hacerle tarta en lugar de las galletas, pero de todas formas probé ésta receta de Sugar Mur:

INGREDIENTES:

150 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
75 gr. de azúcar glass
1 y 1/2 cucharaditas de aroma (yo le puse vainilla)
1/2 cucharadita de sal
250 gr. de harina 

PREPARACIÓN: 

Batir la mantequilla con las varillas eléctricas hasta obtener una crema fina. Añadir el azúcar glass a cucharadas sin dejar de batir.
Una vez esté todo integrado, añadir en este momento el aroma que queramos, por cada 100 gr. de mantequilla añadimos una cucharadita de postre y batimos de nuevo para integrarlo.
Mezclar ahora la harina con la sal y añadirla tamizada a la masa, integrándola con movimientos envolventes con una lengua de silicona.


Formar una bola con las manos, envolverla en papel aluminio y dejarla en la nevera como mínimo 1 hora o de un día para otro.
Horneamos a 170º de 12 a 15 minutos. Bueno, eso decía en la receta original, y también que no debemos dejar que se tuesten porque aunque salgan aún blandas del horno al enfriarse se quedan muy duras. Yo (otra vez, parece mentira) me lo creí aunque sé que mi horno siempre necesita unos minutos más, y las tuve 15 minutos, pero lo cierto es que aunque estaban muy buenas, no estaban todo lo crujientes que deberían haber quedado. La próxima vez, dos minutos más, como hago siempre.
Dejar enfriar sobre una rejilla y listos.

Para darles un poquito de gracia, aproveché a experimentar con plantillas:

Aunque obviamente son mejorables, a mi me parece que quedaron muy monas. Y también que necesito comprar más colorantes en polvo, ja, ja, ja...

Pues nada, espero que os gusten.





domingo, 6 de mayo de 2012

Mi tarta: Harry Potter jugando al quidditch

Hoy hemos celebrado mi cumpleaños con toda la familia. Normalmente no me apetece pegarme mucha paliza con la tarta, porque al fin y al cabo, no me voy a sorprender a mi misma. La primera tarta fondant que me hice fué una de Hello Kitty porque me apetecía hacerla y a mis niños les gustaba, pero sencillita, de técnica puzzle. El año pasado tenía unos cortapastas de flores sin estrenar y no me compliqué nada: florecitas por doquier y una pequeña mariquita. Pero este año no. Este año lo que de verdad me apetecía hacer era una tarta especial, con modelado, y de Harry Potter. Vale que para 40 años quizás no es el tema más "apropiado" pero ¿qué más da? A mi me apetecía, es mi tarta, y me la hago yo, y además, por una vez no me importaba meter horas en mi propia tarta, que yo también lo valgo ¿no? Y 40 años es una cifra que merece la pena celebrar por todo lo alto. 

El caso es que desde hace tiempo, mi hijo y yo compartimos todas las noches un ratito leyendo las aventuras del niño mago (de hecho estamos acabando el cuarto libro). Hemos visto también las películas de los libros que ya hemos acabado, y como es algo que nos gusta a los dos y yo sabía que mis peques disfrutarían con una tarta de ese tema tanto como yo, pues me decidí. Enseguida me imaginé la escena: Harry jugando al quidditch, (por supuesto volando sobre su Saeta de fuego) perseguido por su eterno enemigo Malfoy, y logrando atrapar la snitch mientras sus amigos, Ron y Hermione contemplan la escena emocionados...


En el último momento hemos tenido que añadir un espectador por exigencias del guión. Me di cuenta de que aunque la escena con los cuatro personajes era más que suficiente, habría cinco niños en el cumple (mis hijos y mis sobrinos) y cualquiera les dice que uno va a quedarse sin muñeco. Mi primera idea fue hacer a Hagrid, pero como es un semigigante y tenía que ser más del doble de alto que los otros, no se iba a secar a tiempo. La alternativa ha sido Dobby, el elfo doméstico, que además a mi hija le encanta. ¡Qué ilusión le hizo cuando lo vio terminado!


Pues a pesar de las dificultades (que me he encontrado unas cuantas) y de las horas que me ha llevado, he disfrutado lo indecible dando forma a los personajes y montando la escena. Y me ha encantado el resultado, es justo como la había imaginado. Supongo que los parecidos son relativos, pero yo estoy muy satisfecha.


El bizcocho es un brownie de chocolate al microondas, relleno de swiss merengue buttercream de moka, con almibar de cacao y caramelo. Estaba buenísima, por cierto. Los muñecos están modelados con fondant Credipaste con CMC, y la tarta y la base forradas con fondant Sodifer. Hasta ahora no había probado ninguno de los dos, pero así por el momento, me ha gustado más el Credipaste, a mi parecer se trabaja mejor, y además está muy bueno.


En fin, pues espero que os guste. Como me gusta poner la foto del corte, os invito a un trocito virtual...

Ah, y aquí con las velitas puestas. Siento la avalancha de fotos, pero estoy taaaan orgullosa de mi tarta...
¡Espero que os guste tanto como a mi!



viernes, 4 de mayo de 2012

Cupcakes primaverales de zanahoria

Ayer fue mi cumpleaños, y aunque tengo mi tarta a medio hacer para celebrarlo el domingo, también quería sacar un ratito para hacer algo que llevar al trabajo. En la Quedada Bloguera que hicimos en Bilbao probé unos cupcakes de zanahoria que había hecho Rosa, de http://rosareoyo.blogspot.com.es, y me parecieron tan deliciosos, que tenía que hacerlos.

INGREDIENTES:
150g de zanahorias ralladas
15ml de aceite de girasol
150g de azúcar moreno
2 huevos L
150g de harina
la ralladura de una naranja
1g de nuez moscada
1g de canela
1 cucharadita y 1/2 de levadura Royal

PARA LA COBERTURA
150g de azúcar glass tamizada
150g de mantequilla a temperatura ambiente
75g de chocolate blanco. Rosa indicaba nestlé-milka, así que una tableta de milkibar de toda la vida.

PREPARACIÓN:
Precalentar el horno y poner las cápsulas de papel en la bandeja de cupcakes. Rallar las zanahorias.
Batir con una batidora de varillas eléctrica el azúcar moreno y el aceite de girasol hasta que estén bien mezclados.
Sin dejar de batir,añadir los huevos uno a uno. Siempre esperando que el anterior se haya integrado bien.
Tamizar la harina,levadura,nuez moscada y la canela. Después,echarlo a la mezcla de aceite, azúcar y huevos, y batir bien hasta que la mezcle este sin grumos y muy cremosa. Por último añadir la zanahoria rallada junto con la ralladura de naranja a la mezcla y remover hasta que este bien integrada.
Repartir la masa en las cápsulas y poner en el horno durante 20 minutos o hasta hacer la prueba del palillo y os salga limpio. Los míos no eran muy grandes, así que unos 18 minutos a 175º
Una vez fuera del horno,dejar reposar durante 5 minutos en la bandeja y después dejar enfriar por completo sobre una rejilla.


PREPARACIÓN DE LA COBERTURA:
Poner en un tazón el chocolate blanco con 2 cucharadas soperas de leche y meter en el microondas hasta que se haga líquido con cuidado de que no se queme. Dejar templar.
Batir la mantequilla e ir añadiendo poco a poco el azúcar glass mientras continuamos batiendo para que se integre.
Por último y sin dejar de batir añadir a cucharadas el chocolate derretido y esperar a que se mezcle bien.


Yo los he decorado con florecitas y mariquitas, muy primaverales, sencillos pero han gustado mucho. Y están... de muerte. Había gente que los probaba sin saber de qué eran y alucinaban cuando les decía que son de zanahoria. Es que tienen un sabor y una textura... increíble.
Muchísimas gracias, Rosa, por haberme descubierto esta deliciosa receta, y por compartirla en tu blog. Ha sido un éxito rotundo.
Bueno, no ha quedado ni uno, así que si queréis un cupcake virtual...



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...