Seguidores

lunes, 30 de enero de 2012

De nuevo Taz, el diablo de Tasmania (II)

No es que me entusiasme repetir una tarta, siempre es más divertido hacer algo nuevo, pero ésta me ha encantado hacerla. Me la pidió Irantzu, mi compañera del trabajo, para el cumple de su chico, que como mi marido (para quien hice mi primer Taz) es forofo de éste personajillo.
En sí es bastante parecida a la primera, aunque cambié los colores de la mini-tarta que se va a comer Taz. A mí me gustó mucho el resultado, y a ella también. Me falta saber de primera mano cómo se quedó el cumpleañero cuando la vió, pero por las noticias que he tenido hasta ahora creo que ha sido un éxito. Y me he alegrado un montón.

Tanto el muñeco Taz como la mini-tarta, son de bizcocho de chocolate, calado con almibar de caramelo, relleno de Swiss Merengue Buttercream de chocolate, y cubiertos con fondant. Todo tarta y todo comestible (menos el plato, ja, ja, ja...).

¿A que es una monada?

martes, 24 de enero de 2012

Muffins con doble chocolate

A pesar del "atracón" de dulce de las fiestas navideñas, ya me apetecía hacer alguna receta nueva. Entre todas las que tengo señaladas, ésta fué la elegida:
La verdad es que la foto no les hace mucha justicia. Son unos muffins buenísimos, con sabor intenso a chocolate, no demasiado dulces y además como son más bien pequeñitos, te puedes comer cuatro de golpe sin ningún remordimiento.Con cobertura de chocolate blanco y espolvoreados con cacao.

INGREDIENTES:
200g de harina
25g de cacao en polvo (y un poco más para espolvorear al gusto)
1 cucharada de levadura en polvo
1 cucharadita de canela molida
115g de azúcar moreno
185g de chocolate blanco troceado (yo usé gotas)
2 huevos L
100ml de aceite de girasol
200ml de leche

PREPARACIÓN:
Precalentar el horno a 200º, preparar una bandeja de horno con cápsulas de papel. Se supone que con la receta salen 12 muffins, de los grandes.
Tamizar en un cuenco la harina, el cacao, la levadura y la canela. Añadir el azúcar y 125g de chocolate blanco, y remover.
Poner el aceite y los huevos en otro cuenco y batirlos hasta obtener una mezcla espumosa. Añadir poco a poco la leche sin dejar de remover. Incorporar la preparación de harina y mezclar hasta que la masa sea más o menos homogénea (no mezclar en exceso).
Repartir la masa en los moldes llenándolos en sus 3/4 partes. Hornear unos 20 minutos, hasta que la masa haya subido y esté esponjosa (comprobar si están hechos insertando un palillo, si sale limpio de masa, ya están).
Sacar del horno y dejar enfriar en la bandeja un par de minutos, luego pasarlos a una rejilla para que acaben de enfriarse.
Para hacer la cobertura, fundir el resto del chocolate blanco al baño maría, y extenderlo por encima. Dejar reposar y espolvorear con cacao antes de servirlos.

Y ya tengo que ir pensando en la próxima receta para probar, porque de éstos ya no queda ni uno...

sábado, 7 de enero de 2012

Roscón de Reyes (II)

Por segundo año consecutivo, el roscón de reyes que hemos desayunado hoy en casa ha sido casero. El año pasado ya me animé con una receta de mi querida amiga Conxi, y este año con otra nueva. La de Conxi la verdad es que me salió buenísima, pero por probar, este año he hecho la que proponían tanto Tarta Chic como Yocuna. El resultado la verdad es que también fantástico. No sé si es más fácil o va a ser que como ya le perdí el miedo el año pasado, este año me ha costado menos.
En fin, mirad qué pinta:
La receta es de Susana, de Webos Fritos. La transcribo del blog de Tarta Chic:
Con las cantidades que se indican, salen 2 roscones medianos.

Ingredientes.
Para el azúcar glas aromatizado
120 gr de azúcar glass.
La piel de medio limón —solo la parte amarilla— la blanca amarga
La piel de media naranja —solo la parte naranja— la blanca amarga.

Para preparar la masa madre:
70 gr de leche entera
10 gr de levadura fresca de panadería
1 cucharadita de azúcar
130 gr de harina de fuerza

Para la masa
60 gr de leche entera
70 gr de mantequilla a temperatura ambiente
2 huevos medianos
20 gr de levadura fresca de panadería
25 gr de agua de azahar —al gusto—
450 gr de harina de fuerza
1 pellizco de sal
Los 120 gr de azúcar glas que habremos aromatizado con el limón y la naranja 

Para la decoración
Huevo batido
Azúcar humedecido con unas gotas de agua.
Frutas confitadas 

Preparación tradicional

La masa madre

1. Templar la leche y deshacer la levadura en ella. Mezclar con el resto de los ingredientes y formar una bola.
2. Poner un bol con agua templada y meter la bola de masa madre en él. Cuando flote, en aproximadamente 10 minutos, estará lista para utilizar con la masa principal.

La masa principal
1. Mezclar la levadura desmenuzada con la leche tibia para su fermentación.
2. Tamizar la harina en un bol.
3. Una vez tamizada, añadir los huevos, el azúcar y la mantequilla, una pizca de sal y el agua de azahar, junto con la ralladura de medio limón y de media naranja y la masa madre.
4. Mezclar todo de una manera enérgica. Si tenéis una batidora con ganchos para amasar os vendrá muy bien; si no, a mano.
5. Poner la mezcla sobre la mesa de trabajo, en la que previamente hemos puesto un poco de aceite para evitar que se nos pegue. Comenzar a amasar con las manos aceitadas.
6. Cuando haya quedado la mezcla elástica, apiñarla en una bola y dejar que aumente su tamaño —cinco horas como mínimo—.
7. Una vez que la masa ha duplicado su volumen, dividirla en dos —salvo que prefiráis hacer uno grande— y darles forma de bola. Dejar reposar las bolas cinco minutos.
8. A continuación darles la forma de roscón. Para ello, introducir los dedos en el centro e ir agrandando el agujero. Si la masa tiende a encogerse, es que no está bien relajada: dejarla reposar otros diez minutos y se manejará mejor. Una vez dada la forma, colocar sobre una bandeja de horno en la que habremos puesto papel de hornear. (Nota: si queréis meter alguna sorpresita en el roscón, ponerla ahora insertándola por la base una vez formado y antes de levar. Y por cierto, es aconsejable poner un aro aceitado en el centro para que el roscón mantenga su forma y no se cierre más de la cuenta en el levado).
9. Dejar reposar hasta que doblen su volumen. Este levado es más corto, unas dos horas.
10. Pintar con huevo batido, muy suavemente, sin pinchar el roscón, y adornar con azúcar humedecido con unas gotas de agua y frutas confitadas.
11. Precalentar el horno a 200°, calor arriba y abajo.
12. Hornear entre 15 y 18 minutos, y bajar la temperatura a 180° los últimos 10 minutos de cocción —si vemos que se tuesta demasiado, poner un papel de aluminio por encima—.
13. Dejar reposar sobre una rejilla, y cuando esté frío, rellenar al gusto o comer directamente.

Como veréis en las fotos, yo le puse el azúcar coloreada. Es tan fácil como agregar al azúcar normal unas gotas de colorante líquido en lugar de agua (o mezclado con el agua, según la intensidad de color que se quiera conseguir). La idea se la ví a Yocuna, y a mis peques les ha encantado.

La verdad es que para mí, la pinta que tiene es fantástica, el sabor no muy dulce pero riquísimo (bastante dulce llevamos ya estos días), y la textura genial.
Pues hala, otro año que hemos superado el reto del roscón. A ver el año que viene por cuál me decanto...

lunes, 2 de enero de 2012

¡Feliz Año Nuevo! y Angelitos Navideños

¡Feliz 2012! Ayer celebramos la entrada del nuevo año con toda la familia y con esta tarta:

Nunca hasta ahora había hecho una tarta fondant para Navidad, y me apetecía un montón. Como en realidad no iba ser para Navidad sino para Año Nuevo, decidí prescindir de la típica escena de Papá Noel y esto fué lo que se me ocurrió.

En la estrella pone "Zorionak eta Urte Berri On", para quienes no sepan euskera, quiere decir "Felicidades y Feliz Año Nuevo" es un saludo navideño equivalente al "Feliz Navidad y próspero año nuevo", al final de lo que se trata es de celebrar las fiestas navideñas con amor y alegría y en buena compañía, como estos cuatro amiguitos que cantan villancicos y se preparan para abrir sus regalitos sentados sobre las nubes y con la estrella navideña como fondo.
Los niños disfrutaron de lo lindo, como siempre, nada más verla ya se estaban repartiendo los angelitos... menos mal que había figuritas suficientes para todos.

Los bizcochos eran uno de chocolate y el otro de vainilla, rellenos de swiss merengue buttercream de chocolate y calados con almibar de caramelo. Una de mis combinaciones favoritas, y sobre todo el de chocolate, que lo hice expresamente para los peques, fué un éxito.
Y para terminar, la foto del "crimen",ja, ja, ja.

Espero que hayais tenido todos una feliz entrada de año y que compartamos este año muchas tartas, galletas, dulces y sobre todo, que haya muchas ocasiones para disfrutarlas. Feliz año nuevo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...