Seguidores

martes, 26 de abril de 2011

Galletas de Pascua y de Primavera

Este año me apetecía hacer algunas galletas decoradas de Pascua, y de paso alguna también que vaya llamando a la primavera, que parece que aún se hace la remolona, porque vaya tiempo estamos teniendo estos días...
Uf, desde Navidad no había vuelto a decorar galletas con glasa y la verdad es que no me han quedado del todo a mi gusto (dichosa combinación blanco-negro, no hay forma de que me quede limpia). Pero bueno, en general tampoco están tan mal. A mi hijo le han encantado. En fin, vamos por partes:

Los conejitos. Los ojos borrosos porque al final se mezclaron un poco el blanco y el negro, como casi siempre, pero por lo demás, quedaron sencillos pero graciosos, creo yo.
Los huevos-pollito de Pascua. Me encantan, la verdad, aunque también me quedaron los ojillos un poco borrosos. 

Y aquí las primaverales: mariposas y flores. Un poco improvisadas con la glasa y los colores que me iban quedando de las de pascua, pero quedaron bonitas al fin y al cabo. Experimenté un poco con las alas de las mariposas y la verdad es que quedaron bastante vistosas, aunque el tema de arrastrar el color con el palillo, evidentemente lo tengo que perfeccionar.

Pues esto es todo por ahora. Y a ver si empiezo a organizarme un poco porque me espera un mes de Mayo movidito... tengo celebraciones a porrillo y veo que se me va a acumular el trabajo inevitablemente. Pero bueno, la verdad es que tengo ganas, qué le vamos a hacer.

martes, 19 de abril de 2011

De nuevo una tarta de Bob Esponja

No sé qué tiene este personajillo que a los niños les encanta. A mi la verdad es que me saca un poco de mis casillas, más que nada porque teniendo dos peques en casa, me sé los capítulos de memoria, de las veces que los repiten, y encima es que a los niños les da igual, se quedan de todas formas con los ojos clavados en la pantalla. En fin, pues esta tarta la hice justo después que la de la princesa Jasmine, y antes que la de la copa de estrellas, pero se me había quedado en el tintero. Me la volvió a pedir mi amiga Leticia (segundo Bob Esponja que me pide) para Aiora, la hija de una de sus amigas, y Asier, su primo, porque los dos cumplen años con unos días de diferencia y pensaban celebrar una fiesta conjunta, así que un Bob Esponja para los dos.
El bizcocho era de chocolate relleno de Swiss Merengue Buttercream de chocolate y calado con almibar de chocolate y caramelo. La cobertura, fondant extendido.

Bueno, pues a pesar de que el Bob Esponja tenía que ser "clásico" y por tanto no era especialmente llamativo ni original, quedé muy contenta con el resultado, más que nada porque Aiora vino con su madre a recogerla, venía con cara de cansada del cole sentada en su silla de paseo y cuando vió la tarta se levantó casi de un salto con los ojos como platos y mirando a su madre con cara de incredulidad "¡Bob Esponja!".
Por su reacción me pareció que la tarta era un éxito al menos para una de las partes. Espero que a su primo también le gustara.

Zorionak Aiora!
Zorionak Asier!

sábado, 9 de abril de 2011

Una Copa de Estrellas y Burbujas

Hoy es el cumpleaños de Periko, el primo de mi marido. Más que primos casi parecen hermanos, tienen una relación muy estrecha y se entienden perfectamente, a pesar de que se llevan casi 20 años. Pues Periko cumple hoy 60 años, que se dice pronto (y que no aparenta, las cosas como son), y ayer por la noche, a partir de las 12:00 se reunieron en su bar un grupo de amigos y gente que le quiere para darle una sorpresa. Le prepararon un video montaje con fotos de toda su vida y trayectoria profesional y felicitaciones grabadas por amigos, familiares y compañeros de trabajo y de aventuras.

Ésta tarta fué mi contribución a la fiesta, por petición expresa de mi hijo, que es su ahijado. Cuando mi marido empezó a comentar que le iban a preparar una especie de fiesta sorpresa, enseguida me dijo "Ama, le harás tú la tarta ¿no?". Y enseguida me acordé de una galería de fotos que ví en el foro, con varios modelos de tartas con una copa que tenía pinchadas estrellas y otros adornos (ver la galería aquí y una de las tartas con copa aquí). Me pareció perfecta la idea para alguien que sin duda es uno de los mejores hosteleros de la zona. Cada bar, cafetería o discoteca que ha llevado ha sido un éxito, y ha levantado negocios que estaban hundidos por mala gestión con su trato amable y alegre y su buen hacer. Es un trabajador nato, pero que además sabe disfrutar de la vida como nadie. Y bueno, hoy hemos ido también a felicitarle mis peques y yo, y parece que la tarta le gustó mucho.

El bizcocho era de café (es que Periko pone unos cafés... que no se pueden ni describir, buenísimos), relleno de Swiss Merengue Buttercream de chocolate, calado con almibar de chocolate y caramelo y cubierto con fondant extendido (a ver si un día de estos pongo el tutorial, porque definitivamente me cambio a esta cobertura). Las estrellas y letras negras son de fondant Regalice (vamos, comprado) y las doradas son fondant extendido pintado con colorante dorado en polvo disuelto en un licor de piña (que no sé de donde ha salido pero es el único alcohol transparente que encontré en casa). La copa estaba rellena con capas alternas de fondant blanco y negro, y las estrellitas iban pinchadas en alambre dorado.

Una más de cerca:


Y aquí la tarta con sus velitas:

Y me alegro mucho de que le gustara tanto la sorpresa como la tarta. Zorionak Periko!

domingo, 3 de abril de 2011

Cookies de limón

Hoy mi hijo quería hacer magdalenas. Bueno, quien dice magdalenas dice cualquier cosa, bizcochos, galletas, da igual. Yo quería en todo caso probar una receta nueva, pero sin liarme mucho. Me acordé de una receta que tenía pendiente hacía tiempo y ha resultado perfecta, rápida, sencilla y sin ingredientes raros. Ideal para una tarde lluviosa de domingo.
Cookies de limón.
INGREDIENTES:
125g de mantequilla (a temperatura ambiente). Reconozco que la he atemperado en el microondas unos minutos a potencia mínima y vigilándola, porque ya sé que todo el mundo dice que eso no vale cuando tiene que ser a temperatura ambiente, pero mira, yo tenía prisa, y me ha servido.
125g de azúcar
1 huevo
200g de harina
1 cucharadita de levadura en polvo
1 pizca de sal
1 limón

PREPARACIÓN:
Precalentar el horno a 200º. Cubrir la bandeja del horno con papel de hornear, o si no, untarla con mantequilla. Mejor si tienes más de una bandeja porque yo he hecho tres tandas de galletas con estas cantidades.
Batir la mantequilla con el azúcar hasta que esté cremosa, y agregar el huevo. Mezclar la harina con la levadura y la sal e incorporarla a la preparación anterior removiendo con una espátula hasta obtener una masa homogénea.
Lavar el limón, rallar fina la piel e incorporarla a la masa.
Formar bolitas (como una cucharadita de masa por cada bolita, a mi me han salido así 3 docenas de cookies), colocarlas en la bandeja de horno y aplanarlas ligeramente. Cocer en el nivel medio del horno unos 10-12 minutos. Las mías han necesitado más bien entre 12 y 13, hasta que los bordes se veían dorados. Pero como siempre, dependerá del horno y del tamaño de las galletas.
Sacar las galletas a una rejilla, dejar enfriar y espolvorear con azúcar glass.
Están realmente deliciosas... hemos estado picoteando toda la tarde, y después de cenar ya las he guardado porque si me descuido me las como todas. ¡Y con lo facilitas que son de hacer! Vaya descubrimiento de receta.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...