Seguidores

viernes, 28 de enero de 2011

Pan rápido en pyrex

Otra de pan. Qué le vamos a hacer, he empezado el año con esta fijación, por lo que se ve, ja, ja, ja. Resulta que hoy como había convocatoria de huelga y era probable que no encontrara una panadería abierta para comprar el pan, ya me he levantado pensando que podía probar esta receta. Al final sí he encontrado pan, una baguette pequeña, pero los niños se han comido la mitad antes de volver a casa, así que nos hemos puesto los tres a hacer el pan porque si no no iba a llegar para la cena. Y mirad qué buena pinta:
La receta la ví hace tiempo en pequerecetas, y además de ser muy fácil, es con diferencia la más rápida que he visto. En poco más de una hora el pan hecho y listo para disfrutarlo. Además me ha encantado el sabor, el olor tan rico a pan recién hecho, la corteza crujiente, y la consistencia, como las típicas hogazas de antaño. Todo un descubrimiento. Y lo único que hace falta es una cazuela de pyrex con tapa. Es de lo más curioso. Os lo explico:

Ingredientes:
310g. de harina de fuerza
175g. de agua templada
20g. de aceite de oliva
15g. de levadura fresca de panadería
1 cucharadita de sal.

Preparación:
Poner la harina en un bol y añadirle la levadura disuelta en un poco del agua templada. Mezclar y añadir el aceite y el resto del agua. Mezclar bien con una cuchara de madera, y cuando la masa esté más o menos homogénea, añadir la sal, mezclar otro poco, y amasarla sobre una superficie enharinada. No hace falta amasar demasiado, yo lo habré amasado poco más de cinco minutos, hasta que todo estaba bien integrado y la masa se veía uniforme. A continuación engrasamos la cazuela de pyrex (y en la receta no lo ponía pero creo que habría que ponerle un poco de harina, porque se me ha pegado un poco la corteza del pan en la base) hacemos una bola con la masa, la colocamos dentro, la pincelamos con aceite y le damos unos cortes con un cuchillo. Espolvoreamos harina por encima y le ponemos la tapa. Luego la introducimos en el horno y lo conectamos a 220º SIN PRECALENTARLO. Dejar que se haga por unos 50 minutos, después sacarlo y dejar que se enfríe sobre una rejilla.

Parece increible porque lo metes en el horno frío, y a medida que va cogiendo temperatura el pan se va hinchando, y al cabo de unos veinte minutos ya tiene un tamaño interesante, y entonces empieza a coger color ¡dentro de la cazuela! y cuando lo sacas está doradito y crujiente. Es impresionante.
Nos hemos comido medio pan en la cena, así que mañana para desayunar, ya estoy saboreando las tostadas rústicas que me voy a hacer... Mmm... una receta para tener en cuenta, porque más fácil y rápida no puede ser. Habrá que probar a "tunearla" a ver cuánto da de si.

Y no, no me he olvidado de las tartas fondant, la semana que viene es el cumple de mi madre y por supuesto que le haré una. Así cambiamos un poco de temática, ¿no?
Pues hala, ahí tenéis la receta. ¿Alguien la ha probado ya?

lunes, 24 de enero de 2011

Galletas invernales

Después de la paliza que me dí de hacer galletas con el calendario de adviento no había vuelto a hacer galletas con glasa de este tipo (con varios colores, quiero decir). Tenía sin estrenar unos cortapastas gigantes de navidad que me trajo mi marido de Ikea, y escogí un par de modelos que aun siendo navideños, aún cuelan pasada la navidad por "invernales". 

Unas manoplas:

Y unos niños que parece que estuvieran jugando en la nieve. ¡Con las ganas que tiene mi hijo de que nieve! (y el pánico que me da a mi que tengo que coger el coche)...


Me apetecía experimentar un poco con rayas, jaspeados y demás, y la verdad es que me lo pasé muy bien, pero algunos diseños se me emborronaron un poco... Me da bastante rabia, parece que está perfecto y al rato... borrón de color sobre el color de abajo (que casualmente suele ser el blanco). Veo galletas tan bonitas y tan perfectas en otros blogs... pero bueno, poco a poco se va aprendiendo. Hace un año no hubiera ni soñado con hacer galletas como éstas, así que todo lo que sea mejorar, bienvenido sea. A mis peques les encantaron, que era lo importante. Y las galletas son tan grandes que con una galleta y un vaso de leche ya tienen resuelta la merienda, ja, ja, ja... Lo cierto es que esas son TODAS las galletas que salieron con la receta que habitualmente hago (y suelen salir muchas, de tamaño mediano), para que os hagáis una idea, el plato de la foto no es un plato, es una fuente de servir.
En fin, las próximas galletas ya para San Valentín (no es una fiesta que me guste celebrar, pero como hacer galletas no lo considero caer en una fiesta consumista, probablemente algo haré) o si no, para carnaval, que también me apetece.
Si es que yo me apunto a todas las fiestas, hay que ver... ja, ja, ja...

jueves, 20 de enero de 2011

Pan de molde casero

Después de hacer mi primer pan hace apenas dos semanas, me apetecía volver a probar, pero con otra receta (el primero fué con un preparado de harina para pan, podéis verlo aquí) . Ayer tenía en el frigorífico un par de cubitos de levadura fresca de panadero a punto de caducar, así que me puse manos a la obra, a buscar una receta de pan de molde, por ejemplo. Encontré una receta de Directo al paladar que me gustó, y aquí está mi pan de molde:

Hacía una tarde bastante desapacible, así que me puse con mis peques y los tres nos pasamos la tarde haciendo pan. Nos lo pasamos genial, la verdad. Es mucho más sencillo de lo que yo pensaba, así que cualquier día de éstos lo vuelvo a hacer, que hay un par de cosillas que tengo que mejorar...

Bueno, os pongo la receta y os cuento mi experiencia:

INGREDIENTES:
250cc de leche entera
50cc de agua
2 cucharadas de mantequilla
375g de harina de fuerza
2 cucharadas de azúcar
3/4 cucharaditas de sal (yo me quedé un poco corta y me salió un pelín soso, la próxima vez lo ajustaré)
1 cucharadita de levadura seca de panadero (yo le puse levadura prensada, unos 15g. que era lo que tenía en el frigo y calculé que la cantidad era más o menos equivalente)

ELABORACIÓN:
Mezclar la leche con el agua y la mantequilla y calentarla ligeramente (40º máximo) añadir la levadura y verter la mezcla sobre la harina con el azúcar y la sal mezcladas en un cuenco.

Mezclar bien y amasar sobre una superficie enharinada durante unos 10 minutos. Cuando la masa esté lisa y elástica, pasarla a un bol untado con aceite. Tapar con film y dejar fermentar 40 minutos o hasta que doble su volumen.
Una vez fermentado volver a amasarlo en una superficie enharinada un par de minutos, para eliminar el exceso de gas en la masa. Darle forma de rulo con la longitud aproximada del molde (yo usé un pirex de los de plum cake).
Precalentar el horno a 200º poniendo una bandeja en la base con agua. Engrasar el molde con mantequilla y poner la masa dentro. Tapar con un paño limpio y dejar fermentar durante 40 minutos en un sitio cálido o hasta que la masa salga por encima del borde del molde.
Aquí tuve un "problemilla" de logística porque me pilló la cena de la peque y tardé más de lo previsto en meter el pan en el horno, así que la masa no solo salía por encima del borde, sino que rebosaba. El resultado simplemente ha sido que las rebanadas tienen forma como de camiseta, ja, ja, ja... por lo demás, la textura es perfecta.

Bueno, a lo que vamos. Una vez que ha subido, hacer una incisión a lo largo en la masa, como de un centimetro de profundidad, con un cuchillo afilado. Poner en el centro del horno durante 30-40 minutos, o hasta que quede dorado y cocido. El mío estuvo unos 40 minutos. La parte de la base parecía que aún estaba blanca pero al desmoldarlo ví que empezaba a coger color, así que estaba en su punto.
Sacar del horno y dejar templar en el molde. desmoldar y dejar enfriar por completo. En directo al paladar decían que lo mejor es dejarlo que se asiente un poco hasta el día siguiente y cortarlo en rebanadas.
Aquí tuve otro percance: al sacarlo del horno fuí a desmoldarlo un poco para ver si la parte de abajo estaba hecha, me resbaló y cayó dentro del molde pero golpeando contra uno de los cantos. Como aún estaba caliente y tierno se abolló. Y no hubo forma de quitarle el bollo, así que le quedó una forma un poco extraña. Una vez frío lo corté en rebanadas sin problemas. Y para desayunar, tostadito y con un poco de mantequilla y/o mermelada está realmente delicioso...

A ver si la semana que viene (o antes, en cuanto terminemos con éste) lo vuelvo a hacer y corrijo los pequeños errores (el punto de sal, y el exceso de levado) porque me ha encantado. Creo que voy a empezar a experimentar con el pan... ¿quién se anima?

domingo, 16 de enero de 2011

Cookies con doble pepitas de chocolate

Esta semana me apetecía probar una receta nueva de galletas, y elegí estas cookies de un librito de los que tengo. La verdad es que están buenísimas, pero la elaboración ya me ha regalado un par de anécdotas...

En primer lugar, me ha pasado ya más de una vez que en la receta pone "para X unidades", y resulta que con los mismos ingredientes a mí me sale el doble... En este caso concretamente decía "para 12 unidades", aunque luego en el desarrollo de la receta indicaba ""disponga montoncitos de la masa en 3 bandejas de horno engrasadas...". Vamos a ver, si salen 12 unidades, en 3 bandejas eso son 4 galletas por bandeja. ¿Qué clase de "montoncitos" hay que poner para que en una bandeja salgan 4 galletas?
En fin, no me lié mucho a pensar, pero en la primera bandeja puse 9 "montoncitos" con algo más de una cucharada de masa. Y al meterla en el horno la masa empezó como a fundirse... y el resultado es que casi me sale una "maxigalleta" que ocupaba toda la bandeja, ja, ja, ja... bueno, en realidad aunque las galletas se fusionaron un poco, aún se veía dónde acababa una y empezaba otra así que las corté con un cortapizzas al sacarla del horno y se acabó el problema. Pero la masa dió para otras dos bandejas de 12 montoncitos cada una. Aquí los montoncitos eran aproximadamente una cucharadita, e incluso podía haberlos puesto más pequeños, porque el tamaño resultante es un poco más grande que una galleta "María". Por cierto, las fotos son sólo de las galletas "pequeñas". Las "maxis" fueron las primeras en caer así que no hay foto.
O sea que de "12 unidades" yo saqué 9 maxigalletas y 24 galletas de tamaño normal. Sea como sea, están buenísimas. Ahí va la receta:

INGREDIENTES:
200g de mantequilla a temperatura ambiente
200g de azúcar moreno
1/2 cucharadita de esencia de vainilla
1 huevo grande
225g de harina
1 pizca de sal
1 cucharadita de bicarbonato sódico
115g de pepitas de chocolate blanco
115g de pepitas de chocolate negro

ELABORACIÓN:
Precalentar el horno a 180º. Batir en un cuenco la mantequilla con el azúcar y la esencia de vainilla. Añadir el huevo sin dejar de batir hasta que la mezcla esté ligera y esponjosa.
Tamizar sobre la preparación anterior la harina, la sal y el bicarbonato, y remover para que se integren. Añadir las pepitas de chocolate.
Disponer montoncitos sobre la bandeja de horno cubierta con papel de hornear. Tal y como he indicado anteriormente, los montoncitos deberían ser como de una cucharadita, y disponerlos bien separados porque al meterlos en el horno la masa se ablanda y es probable que se peguen unos a otros si no tienen suficiente espacio. Según mis cálculos salen al menos 36 galletas tamaño "María".
Hornear las galletas entre 10-12 minutos (las mías necesitaron de 12 a 15 minutos). La receta decía "o hasta que estén crujientes por fuera y aún blandas por dentro". Eso es difícil de determinar porque las galletas se endurecen al enfriarse, así que yo calculé que estaban porque los bordes estaban ligeramente dorados y el centro parecía hecho.
Dejar enfriar en las bandejas unos minutos y ponerlas después en rejillas metálicas para que se enfríen del todo. Es aconsejable levantarlas con cuidado con una espátula porque mientras están calientes están blandas y se pueden romper.

El problema para mí es que no puedo comerme sólo una... me encanta la textura que tienen, el azúcar moreno les da un toquecito como caramelizado, crujiente, el interior es granulado, recuerda un poco al hojaldre, y el sabor es delicioso. Animáos a probarlas y ya me contaréis.



viernes, 14 de enero de 2011

Un premio para mi blog (y esta vez voy a hacerlo bien)

Hace unos días recibí un mensaje de Isabel y Robledo de http://thesisterscakes.blogspot.com/ avisandome de que en su blog me habían dado un premio.


Para recibir este premio se deben cumplir con estas cinco condiciones:
- Agradecer a quien te lo envía con un link a su blog.
- Escribir un post sobre el premio.
- Entregarlo a diez blogs que consideremos merecedores.
- Colocar un enlace de cada blog premiado.
- Avisar a los elegidos por la distinción otorgada.

En realidad creo que es la cuarta vez que me dan este premio y hasta ahora, aunque lo he agradecido mucho (siempre es agradable que te premien por algo) no lo he aceptado "con todas las de la ley" ya que yo la verdad es que  no soy  nada partidaria de las cadenas, y hay que premiar nada menos que a otros diez blogs, que a su vez se verán en el dilema de buscar a otros diez premiados...
Bueno, pues esta vez he pensado que al fin y al cabo, esto sirve para dar también a conocer a nuestros amigos otros blogs que nosotras consideramos que merecen la pena. Y me voy a liar la manta a la cabeza y voy a elegir diez aunque me dejaré un montón de gente en el tintero...

Para empezar, voy a agradecer el premio tanto a http://thesisterscakes.blogspot.com/, como a http://lokicake.blogspot.com/, http://reposterialorenascake.blogspot.com/  y a http://lacocinademeigauxia.blogspot.com/ que me lo concedieron anteriormente. La verdad es que ellas tienen también unos blogs que merece la pena ver.
Isabel y Robledo http://thesisterscakes.blogspot.com/ me sorprenden continuamente tanto con las tartas como con las galletas, las recetas... siempre me da la impresión de que saben tanto de todo... de verdad, chicas, os admiro un montón, y sois unas pedazo de artistas.
Maite http://lokicake.blogspot.com/ es una lanzada capaz de decorar una tarta con casi cualquier tema imaginable. Tuve el placer de conocerla en persona en la presentación de Asesdtartas y me encanta porque se atreve con todo y de todo sale airosa.
Lorena http://reposterialorenascake.blogspot.com/ tiene recetas estupendas, hace unas tartas y unas galletas preciosas, y además tiene buena mano con las manualidades ¿se puede pedir más?
y el de Meigauxia http://lacocinademeigauxia.blogspot.com/ es un blog super versátil, tiene tanto dulce como salado, recetas, un poco de decoración y sobre todo mucha imaginación y originalidad en sus recetas dulces. Siempre pone combinaciones de sabores que a mi tal vez no se me hubieran ocurrido pero suenan deliciosas, tengo varias de sus recetas en mi lista de pendientes. 

Bueno, pues ahora toca decidir mis premiados:

Objetivo: Un cupcake perfecto - Porque es un blog muy ameno y con unas recetas que se comen con los ojos y super originales.

Holly aprendiendo a cocinar - Porque Holly ha conseguido que este año me proponga decorar cupcakes. ¡A ella le quedan todos tan bonitos!

Tartas Encantadas - Porque tienen una mano con el fondant que ya quisiera yo... y me encantan sus galletas.

Al calor de los fogones - Porque creo que no hay ni una receta en su blog de la que yo no haya pensado "ésta tengo que probarla" ¡y además hace unas decoraciones preciosas!

Cajón Desastre - Porque somos amigas hace un montón de años y descubrimos hace poco que teníamos en común también la afición por la repostería. Y me encanta cómo decora con chocolate, y todas las cositas que sabe hacer además de tartas.

Dulzuras artísticas - Porque la tarta de las hormigas que llevó a la presentación de Asesdtartas ha sido la más espectacular que he visto nunca (vale, que no he visto tantas "in person" pero eso no le quita mérito) y tiene un blog lleno de cosas preciosas.

Tentaciones - Porque tiene todo tipo de recetas impresionantes y super bien explicadas, y además hace unas tartas preciosas.

Tartas y nubes de azúcar - Porque hace unas tartas preciosas, y aunque yo en principio prefiero las galletas de glasa a las de fondant, cada vez que veo las que ella hace me dan ganas de hacer galletas con fondant, son tan bonitas...

Morgana. Tartas con magia. - Porque gracias al blog de Morgana me metí de cabeza en el mundillo del fondant, y sus recetas son acierto seguro, incluso aunque nunca hayas visto nada que se le parezca en ningún otro blog (originales pero todas buenísimas). Y sus tartas tienen un sello personal que nadie más podría darles.

Dulces y Sueños - Porque me encantan sus galletas decoradas (¡y con glasa!) y hace unas tartas preciosas y muy originales.

Bueno, pues ahí queda. Espero no haber sido muy pesada, pero lo siento, yo no puedo limitarme a enunciar una lista y ya. Gracias a todas por tener unos blogs tan fantásticos, ahora mismo voy a avisaros del premio, no sé si alguna ya lo tendrá, pero espero que os haga tanta ilusión como a mi.


martes, 11 de enero de 2011

Pan Casero de Harimsa

Hacía tiempo que tenía ganas de hacer pan. De hecho tengo archivadas varias recetas, de pan de molde, de pan de hogaza... pero para empezar me pareció una buena opción el preparado para pan casero de la marca Harimsa. Más fácil imposible, sólo hay que seguir las instrucciones de la caja: mezclar la harina y la levadura que trae el paquete con agua tibia, amasar, dar la forma deseada (barritas, bollitos) y dejar reposar durante hora y cuarto (yo lo tuve un poco más, como hora y media), hacer unos cortes, espolvorear con harina, y al horno. Hicimos cuatro bollitos redondos y cuatro panecillos (entre mi hijo y yo, hay que ver cómo disfrutó el enano con las manos en la masa) y así quedaron:
La próxima vez probaré en otro formato, por cambiar, ya veré, en barra tipo baguette, o en hogaza, pero lo primero que pensé fué que es una opción estupenda para tener en casa para el típico día que no hay pan, o no has salido a comprarlo por lo que sea. Pues te lo haces de la forma más fácil, en un par de horas entre preparar, reposar y hornear, está hecho. Y queda bien rico.
Para merendar me puse un bocadillito con uno de éstos redonditos que me supo a gloria. Y quedan monísimos ¿a que sí?

Ahora que he empezado, seguiremos probando recetas y formatos, porque esto promete.

viernes, 7 de enero de 2011

Roscón de Reyes

Este año he hecho por primera vez el Roscón de Reyes para mi casa. Como ya voy probando a hacer un poco de todo y le voy perdiendo el miedo al "¿y si me sale mal?", pensé que ya me tocaba intentarlo. Una compañera del foro Cocinando con el Alma, Conxi, publicó la receta que ella hace, y esa fué la receta elegida. Hice uno de prueba hace un par de semanas, y la verdad es que me salió buenísimo. Hoy lo he llevado a la comida familiar, y ha gustado mucho. Y la verdad es que estoy muy satisfecha de la pinta que tenía. Es que el de "prueba" me quedó un poco plano para mi gusto, muy rico pero no muy redondeado, y casi sin agujero central. Esta semana pasada ví un truco para que el agujero se mantenga en su sitio que de paso me ha servido para que el roscón subiera mejor y con mejor forma, ya que, como no tiene espacio para cerrarse, pues tira para arriba: poner en el centro un aro de emplatar untado de aceite. Me ha encantado el resultado.


Probablemente habría quedado más bonito aún si hubiera montado yo la nata y le hubiera hecho la foto ya relleno, pero en primer lugar mi batidora y yo no nos entendemos muy bien a la hora de montar algo (aaay, pero los Reyes Magos me han traído una nueva de esas con dos bracitos para montar y amasar, pequeña pero espero que resultona, la próxima vez quizás lo lleve relleno). Y en segundo lugar, no sabía si todo el mundo lo querría con nata, así que he optado por llevar un bote de nata en spray que a mi, para salir del paso en casa me viene genial.
Aunque no tenga foto con el roscón relleno, sí tengo foto del corte, para que veáis la pinta que tiene por dentro. Concretamente éste era el roscón pequeño, que nos hemos desayunado ya en casa un trozo para cuando me he acordado de la foto:

Bueno, en realidad es casi igual que el otro, pero es que la receta da para dos roscones y no me salieron exactamente iguales, así que el pequeño para casa.

Pues ahí va, la receta (mil gracias, Conxi, a partir de ahora en mi casa el rosco, casero).

MASA MADRE
125 g de harina de fuerza
70 g de agua tibia
12 g de levadura de panadero

Se mezcla todo junto y se deja que doble el volumen


INGREDIENTES
80 g de zumo de naranja
20 g de zumo de limón
100 g de leche
250 g de azúcar
100 g de mantequilla a temperatura ambiente
La ralladura de una piel de naranja
La mitad de la ralladura de una piel de limón
2 huevos
½ cucharadita de sal
2 cucharadas de agua de azahar
40 g de levadura de panadero
700 g de harina de fuerza (aproximadamente)

1 huevo batido para pintar el roscón
Fruta escarchada para decorar
Azúcar en un cuenco mezclada con unas gotas de agua y seca para adornar
Regalitos envueltos en film

PREPARACIÓN:
En primer lugar hacer la masa madre y dejar que doble el volumen.

Preparar el azúcar en un plato añadiendole agua gota a gota para que se hagan bolitas y dejar que se seque para que endurezca.
Moler el azúcar con la ralladura de limón y naranja. Supongo que moler, moler, con Thermomix, pero como yo no tengo, le dí unos golpes de picadora con el accesorio picador de mi batidora, y aunque no queda molido las rallauras se reparten bien que supongo que es lo importante.
Poner el azúcar en una olla y añadir la leche y los zumos. Calentar a unos 40º batiendolo un poco.
Agregar la mantequilla, la levadura, los huevos, el agua de azahar y la sal y batir hasta que esté todo disuelto.
Añadir la masa madre sin la corteza* y la mitad de la harina y amasar hasta que esté integrada la masa.

NOTA: *La corteza de la masa madre es una capa dura, como una costra que se le hace por encima. Se puede quitar simplemente con la mano, dandole unos pellizcos.

Incorporar el resto de la harina y amasar. Es conveniente untarse un poco las manos con aceite ya que así se maneja mejor la masa.
Una vez amasado dejar levar nuevamente hasta que doble el volumen. Dependerá de la temperatura ambiente.
Se forman dos bolas con la masa (con estas cantidades salen dos roscones) y se les da la forma colocándolos en un tapete de silicona o papel vegetal untado de aceite.
Colocar por debajo de la masa los detalles que se quieran, previamente envueltos en film transparente, y cerrar la masa alrededor de ellos.
Pintar el roscón con huevo batido, decorar con la fruta escarchada y con el azúcar
Una vez decorados, dejar reposar para que doblen el volumen. Si se dejan unas 12 horas mejor.
Cocer en horno precalentado a unos 160ºC unos 15 minutos o hasta que se hinche y empiece a dorarse.

Puntualizaré que yo los he tenido como 25 minutos y aún así no estaban excesivamente dorados. Esto depende de cada horno.
Como referencias del tiempo que necesitan, yo hice la masa madre por la noche antes de acostarme, por la mañana a primera hora hice la masa y la dejé levando, y a mediodía monté los roscones, dejándolos unas 8 horas antes de hornearlos por la noche.
Ay, si me faltaba la foto de mis roscones recién decoraditos, antes de la última levada:
Pues nada, que ahora ya puedo comer Roscón de Reyes cuando me apetezca y no sólo en Reyes. Y no es nada complicado (aunque un poco laborioso sí, sobre todo porque entre una cosa y otra tienes que estar un día pendiente del roscón, pero la verdad que merece la pena).
A ver si el año que viene lo pongo en una bandejita dorada y con una corona y todo para que quede todavía mejor (de imagen, porque de sabor no hay mucho que mejorar, es estupendo).



miércoles, 5 de enero de 2011

Bob Esponja con flores para Esti

Esta tarta me la encargó mi amiga Leticia para Estíbaliz, su compañera de trabajo, a la que le gusta mucho Bob Esponja. Pensó que con una tarta así le daría una sorpresa y se echarían unas risas. Espero que le haya gustado.

El bizcocho es un MSC triple chocolate, calado con almibar de café y relleno con crema de moka. Es una combinación que a mi me encanta, pero como siempre que hago tartas para mi familia van a comerlas niños, pues tengo que optar por otros sabores porque el café no es lo más apropiado. La tarta era pequeñita, pero para mi gusto quedó bastante mona. Aquí envuelta para llevar:

¿A que queda genial este papel celofán de regalo para envolver las tartas? Lo encontré en el bazar chino, y la próxima vez que vaya creo que me voy a llevar uno de cada modelo...

Pues eso es todo. Zorionak Esti, y espero que te haya gustado tu tarta.

lunes, 3 de enero de 2011

Vasitos de tres chocolates

Esta es una versión de la famosa tarta de tres chocolates, pero sin base. La vi en el blog cocinarpara2 y pensé que podía ser una buena opción como postre para la cena de nochevieja. Como no cenábamos en mi casa compré unos vasitos de plástico rígido desechables monísimos y ahí la monté. Reconozco que cometí un error de cálculo. Los vasos que compré eran tamaño "vaso de vino", y estuve dudando si comprar unos de tamaño "chupito" pero me parecieron pequeños. Craso error. Después de la cena de nochevieja (que casi nos dan las uvas, literalmente) los vasitos de tres chocolates, si bien estaban buenísimos, eran demasiado contundentes para el tamaño que yo les había adjudicado. Con el de chupito habría sido suficiente. Pero en fin, la verdad es que la receta es deliciosa, así que ahí va. Eso sí, la próxima vez, o bien en un tamaño más reducido o para una comida más ligera, ja, ja, ja...
Para la receta utilicé las cantidades del blog Velocidad cuchara, pero las explicaciones de cocinarpara2 porque yo no tengo Thermomix.

Ingredientes:
250g de chocolate blanco
250g de chocolate con leche
250g de chocolate negro
600ml de nata (3 bricks pequeños)
600ml de leche
3 sobres de cuajada

Preparación:
Poner en un cazo un tercio de la nata y un tercio de la leche y calentar a fuego suave, sin que hierva. Cuando esté caliente añadir el chocolate negro y remover un poco para que se funda. Añadir un sobre de cuajada y mantener al fuego durante 5 minutos sin que hierva y removiendo continuamente. A continuación verter esta primera capa en los vasitos.
Proceder de la misma manera con el chocolate con leche y la parte correspondiente de nata y leche. Antes de verterlo sobre la capa de chocolate negro (que ya se habrá enfriado un poco) es aconsejable hacer unos surcos con un tenedor para que la segunda capa "agarre" bien sobre la primera. Echarlo en los vasitos despacio y dejándolo caer sobre una cuchara para que no se mezcle con la primera capa.
Hacer lo mismo con la última capa, la de chocolate blanco. Dejar que cuaje un poco a temperatura ambiente y después pasar al frigorífico para que termine de cuajar.


La verdad es que quedaron de lo más vistoso y riquísimos (la verdad es que a mi, todo lo que lleve chocolate...) tengo que probarlos en versión tarta, con la base de galletas. Seguro que en verano, fresquita, está deliciosa.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...